home Entre universidades, Nacional Rinden tributo en universidades del país a José Antonio Echevarría y combatientes caídos el 13 de marzo de 1957 (Selección de noticias)

Rinden tributo en universidades del país a José Antonio Echevarría y combatientes caídos el 13 de marzo de 1957 (Selección de noticias)

Cubadebate.- Cuba rindió hoy homenaje a José Antonio Echeverría, uno de los dirigentes más carismáticos del movimiento estudiantil cubano, y a los caídos el 13 de marzo de 1957 en acciones que se proponían derrocar la tiranía de Fulgencio Batista.

Reunidos ante el Panteón que guarda los restos de los combatientes, en el Cementerio Cristóbal Colón, alumnos del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (CUJAE), reiteraron su compromiso de continuar las ideas del presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

Patricia Valdivia, presidenta de la FEU en la Facultad de Arquitectura en la CUJAE, enfatizó que a 59 años de la epopeya los jóvenes tienen la obligación de preservar lo logrado, pues son deudores del legado de esa generación, que en aras de la independencia nacional protagonizó el asalto al Palacio Presidencial y la toma de la emisora Radio Reloj.

Como parte de las actividades programadas en recordación de la fecha, figuró también un homenaje en la ciudad natal de José Antonio Echeverría, Cárdenas, Matanzas.

Como es habitual, en Matanzas la peregrinación efectuó el recorrido desde el céntrico Museo Casa Natal de José Antonio, hasta el cementerio de esta ciudad, ubicada en la costa norte de la provincia de Matanzas y a 150 kilómetros al este de La Habana.

En la tumba del líder revolucionario fueron depositadas dos coronas en nombre del líder histórico de Cuba, Fidel Castro y del presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Raúl Castro.

“Rendimos tributo a José Antonio y reafirmamos que la FEU y los jóvenes de hoy, sabremos defender la Revolución y las glorias alcanzadas”, dijo Dayán González, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de la Universidad de Matanzas.

Echeverría (1932-1957), apodado Manzanita por sus allegados, ingresó en la Universidad de La Habana, donde matriculó arquitectura en el curso 1950-1951.

Tres años después, fue electo presidente de la Asociación de Estudiantes de esa facultad, integró la dirección de la FEU, y reelecto al cargo en 1955. El 13 de marzo de 1957, el Directorio Revolucionario atacó el Palacio Presidencial con el propósito de ajusticiar a Batista y, en acción paralela y con Echeverría al frente, tomar Radio Reloj para divulgar los hechos. Cuando se dirigía a la Universidad habanera, el auto donde viajaba tuvo un encuentro con un carro policial, y se entabló un combate en el que murió.

(Con información de Prensa Latina)

Rinden tributo a combatientes caídos el 13 de marzo de 1957

Gloriadelys Wright Hernández – La Habana, 13 mar (ACN) Familiares, compañeros de lucha y una representación de la juventud cubana rindieron tributo hoy, en esta capital, a los caídos el 13 de marzo de 1957, en acciones que se proponían derrocar la tiranía de Fulgencio Batista.

Reunidos ante el Panteón que guarda los restos de los combatientes, en el Cementerio Cristóbal Colón, alumnos del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (CUJAE), reiteraron su compromiso de continuar las ideas del eterno presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), cuyo nombre lleva el centro.

Patricia Valdivia, presidenta de la FEU en la Facultad de Arquitectura en la CUJAE, enfatizó que a 59 años de la epopeya los jóvenes tienen la obligación de preservar lo logrado, pues son deudores del legado de esa generación, que en aras de la independencia nacional realizó el asalto al Palacio Presidencial y la toma de la emisora Radio Reloj.

Calificó a los combatientes de revolucionarios tenaces, maduros para su edad, honestos, con sed de conocimientos pero sobre todo, con una fuerte conciencia política sobre la necesidad inminente de conquistar la soberanía del país.

Como parte de las actividades programadas hoy en recordación de la fecha, figuran un homenaje en la ciudad natal de José Antonio Echeverría, en Cárdenas, Matanzas, y el acto central, en la tarde, en el capitalino Museo de la Revolución, antiguo Palacio Presidencial.

Escuchar la alocución de Echeverría, que convocaba al pueblo a la lucha aún estremece corazones, ejemplo de que hacer Revolución es también “convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas”, como planteó el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

Honra Cuba a mártires y héroes de gesta heroica del 13 de marzo

Gloriadelys Wright Hernández – La Habana, 13 mar (ACN) La primera tarea de un universitario cubano es preservar la historia, afirmó hoy Jennifer Bello, presidenta nacional de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), en el acto central de homenaje a los mártires y héroes de la gesta heroica del 13 de marzo de 1957.

En el capitalino Museo de la Revolución, la también miembro del Consejo de Estado subrayó que los sucesos acontecidos hace 59 años imponen a la juventud pensar y actuar en consecuencia con las acciones ejecutadas por el líder estudiantil José Antonio Echeverría.

A las tres y 21 de la tarde, hora exacta cuando 50 jóvenes asaltaron el antiguo Palacio Presidencial, comenzó el tributo, donde asimismo se honró a la heroína de la clandestinidad Marta Jiménez Martínez, recientemente fallecida.

En presencia del combatiente Faure Chomón, Yuniasky Crespo, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, y Alicia Alonso Becerra, rectora del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, se proyectó un documental referente al montaje de la estatua del eterno presidente de la FEU, en la escalinata de esa casa de altos estudios.

Bello, en conversación con la ACN, comentó que en esta ocasión no sólo se han reunido los combatientes de aquella época, sino también deportistas que participarán en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, estudiantes de la Organización de Pioneros José Martí y de diversas universidades, generación encargada de continuar el legado.

A su vez, Otto Hernández, el único sobreviviente del auto donde se transportaba José Antonio Echeverría, expresó a la prensa su sentir por aquellos días, donde el principal objetivo era derrocar a la tiranía de Fulgencio Batista.

Mencionó la precaria situación económica que se vivía en Cuba en los años 50 del pasado siglo, caracterizada por fuertes desigualdades sociales y los asesinatos a sangre fría a quienes tuvieran ideales contrarios a los impuestos por el régimen de la época.

El miembro del Directorio Revolucionario enfatizó que los actos del 13 de marzo de 1957 aunque no tuvieron el éxito esperado, conmocionaron a la ciudadanía y llevaron la convicción de que “la única forma de ser libres e independientes era la lucha armada y acertó un golpe, del cual el gobierno de Batista nunca se pudo reponer”.

Como parte de las actividades que se realizaron este domingo en recordación a esa fecha, se efectuó la tradicional peregrinación desde el Museo Casa Natal del líder estudiantil, en Cárdenas, Matanzas, hasta el cementerio de dicha ciudad.

Además, en la tumba de José Antonio Echeverría fueron depositadas ofrendas florales a nombre del líder de la Revolución, Fidel Castro; de Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y del pueblo cubano.

En la sede de la emisora Radio Reloj se retrasmitió la alocución hecha por Echeverría hace 59 años, donde convocaba a ajusticiar al tirano Batista en su madriguera.

En la senda del triunfo

El heroísmo demostrado por los combatientes del 13 de Marzo inquietó la conciencia del pueblo y continuó señalando el camino hacia la libertad…

Yuniel Labacena Romero – Cubahora

“Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad. Porque tenga o no nuestra acción el éxito que esperamos, la conmoción que originará nos hará adelantar en la senda del triunfo”. Así escribió José Antonio Echeverría, aquel 13 de marzo de 1957 poco antes de que un grupo de jóvenes liderados por él, estremecieran a La Habana y toda Cuba, al protagonizar la toma de la emisora Radio Reloj y el asalto al Palacio Presidencial, la entonces guarida del tirano Batista.

Ese día, el líder estudiantil y sus compañeros del Directorio Revolucionario dieron cumplimiento a uno de los acuerdos de la Carta de México, firmada en 1956 entre Fidel y él, en la cual se comprometían a “…unir sólidamente sus esfuerzos en el propósito de derrocar la tiranía y llevar a cabo la Revolución…”. Esos históricos acontecimientos, aunque no tuvieron el éxito esperado, fueron el camino que ayudó a forjar la Cuba que conquistaría el triunfo del primero de enero de 1959.

“¡Qué lejos estaban de conocer, quienes transitaban por las calles habaneras, que un grupo de revolucionarios tendrían un encuentro con la historia, en uno de los lugares más céntricos de la capital!”, aseguró el también protagonista de aquellos sucesos, Juan Nuiry Sánchez, en el acto central por el aniversario 54 del 13 de Marzo, y añadía que “ese día, de aparente tranquilidad, comandos revolucionarios esperaban atentos la orden de combate, para llevar a cabo tres operaciones cuidadosamente estructuradas y cronometradas, que sacudirían a la nación”.

Describía así la toma de la emisora Radio Reloj, el asalto al Palacio Presidencial y la acción de acudir a la Universidad de La Habana para instalar un centro de operaciones en aquel lugar histórico, para luego entregarle las armas al pueblo con vistas a comenzar una insurrección armada en la capital. Como se conoce, la alocución de José Antonio preparada para ese fin, nunca salió al aire por haber sido interrumpida.

Radio Reloj reportando… Radio Reloj reportando… ¡Atacado el Palacio Presidencial!, decía el mensaje urgente de la emisora, mientras cumplía con sus compromisos comerciales de anuncios, para más tarde dejar escuchar las palabras del Presidente de la Federación Estudiantil Universitaria de entonces para convocar al pueblo a la lucha y dar eltiro de gracia al régimen de oprobio que tenía Cuba.

Y, aunque la transmisiónqueda inconclusa como sabemos, el mensaje se escucha en buena parte de la ciudad, pero impide que el pueblo conozca la totalidad del llamamiento de Echeverría, sobre todo la parte más importante en la que se exhorta a todos a que “acudan a la universidad con las armas que tengan a mano, de todos modos allí tendrán más”.

Una vez terminada la toma de la emisora, tal como fue planificada, al partir hacia la Colina Universitaria, el destino misteriosamente jugó un inesperado acontecimiento cuando Echeverría cayó en combate frontal con la policía, tal como había escrito en su testamento: “no desconozco el peligro. No lo busco. Pero tampoco lo rehúyo. Trato sencillamente de cumplir con mi deber”.

Aunque todo fue organizado con la mayor discreción y compartimentación, las acciones del 13 de Marzo no estaban divorciadas del pueblo. Por el contrario, los participantes de esta epopeya contaban con el alzamiento popular como un elemento importante para asegurar el triunfo contra la tiranía. De ahí la estrategia de tomar Radio Reloj considerada como una de las emisoras con mayor audiencia en el país y la convocatoria de un líder como Echeverría reconocido y respetado por todos.

Pero el asalto al Palacio Presidencial y el ajusticiamiento del tirano Fulgencio Batista, eran parte de un plan de acciones combativas mucho más abarcador. Así lo deja saber el comandante Faure Chomón Mediavilla, quien dirigió junto a Carlos Gutiérrez Menoyo el grupo revolucionario integrado por 50 hombres que realizó el asalto al Palacio, en su libro El Asalto al Palacio Presidencial.

“Tomando Palacio se mantendría en nuestro poder, ocupando para ello todo el sector de la ciudad que lo rodea. El próximo objetivo que atacaríamos sería el Cuartel Maestre de la policía, y así sucesivamente todos los cuarteles policíacos que se nos rindieran. Al mismo tiempo, desde la universidad saldrían milicias a ocupar todas las emisoras y periódicos, desde las que se haría un llamamiento a la huelga revolucionaria y se darían las instrucciones sobre los lugares a que debía acudir el pueblo para armarse (…). Aunque teníamos la seguridad de que con la muerte del tirano caería su execrable régimen, tratábamos con este plan de evitar que el triunfo le pudiera ser escamoteado a la Revolución en una componenda entre politiqueros y militares”.

Como afirmó el también protagonista de aquellos sucesos, Juan Nuiry Sánchez, en el acto central por el aniversario 54 del 13 de Marzo, las acciones efectuadas en el Palacio y Radio Reloj cumplieron sus objetivos, se realizaron coordinadamente a plena luz del día, conmovieron a toda la nación y fueron calificadas por el Historiador de la Ciudad, doctor Emilio Roig: “La hazaña mas fieramente audaz de nuestras luchas por la libertad”.

A pesar de no haberse alcanzado el objetivo previsto, el heroísmo demostrado por los combatientes del 13 de Marzo inquietó la conciencia del pueblo y continuó señalando el camino hacia la libertad como certeramente patentizó Echeverría. Más de medio siglo ha transcurrido de aquellos acontecimientos y se cuentan por miles las generaciones de cubanos que ofrendaron su juventud y su vida en el largo y difícil camino hacia la victoria.

Ahí están en la memoria de los tiempos y de su pueblo y se convierten en verdaderos héroes, pues renunciaron a morir y viven como eternos luchadores. “Ellos, y muchos como ellos, cayeron para convertirse en árbol, cayeron para ser semillas, o cayeron como quería Mella: para ser útil sirviendo de bandera”, como aseguró Fidel, otro 13 de marzo, pero de 1979, al evocar la fecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *