home Del idioma, Español Del lenguaje

Del lenguaje

Colaboración del Dr. C. Ramón Luis Herrera Rojas, profesor de Español-Literatura.

En la presente sección se tratará acerca de algunas tendencias en el uso del idioma, que se han generalizado en los medios académicos y de difusión durante los últimos años.
La primera de ellas es la conversión de los adjetivos previo/previa, anterior y posterior en adverbios de tiempo, quizás por influencia suramericana.
Véanse dos ejemplos:
• Previo al acto se efectuó el desfile.
• Posterior a la Guerra de los Diez Años…
Según la norma culta vigente en el idioma, (consúltese al respecto el Diccionario de la Real Academia Española) debió decirse:
Antes del acto se efectuó el desfile.
Después de la Guerra de los Diez Años…
Con posterioridad a la Guerra de los Diez Años…

Otra tendencia muy frecuente y también importada de América del Sur, para algunos señal de distinción y elegancia, pero muy ajena a la variante cubana del español, es prodigar el adverbio de lugar “acá”, muchas veces de forma parásita, es decir, innecesaria, como en los casos siguientes:

• Nos reunimos acá en la Universidad para…
• Acá en este taller donde nos encontramos hoy…

En ambos casos el acá sobra completamente y no hace más que empobrecer la comunicación, aun cuando los hablantes crean lo contrario.
En Cuba siempre se diferenció acá de aquí, pues con el último de estos adverbios se designa un lugar cercano y preciso:
En vez de:

• Cuando ese escritor estuvo acá…

Debió decirse:

• Cuando ese escritor estuvo aquí…

Si se quisiera indicar un lugar algo indefinido podría decirse:

• Cuando ese escritor estuvo por acá…

Por último, y tal vez para mayor agresión a las prácticas comunicativas, se ha generalizado el empleo, principalmente a comienzo de párrafo, de infinitivos en lugar de verbos en forma personal:

• Yo decir que…
• Plantear primero que…
• Gracias por la asistencia, comunicarles que…

Nótese el parecido con la expresión de los hablantes extranjeros cuando no dominan bien el español, pues debió decirse:

• Yo quiero decir que…
Debo plantear primero que…
• Gracias por la asistencia, deseo comunicarles que…

Y recordemos siempre, para evitar el más feo y común de los errores gramaticales espirituanos, que el copretérito de la tercera persona del plural del modo indicativo se pronuncia: habíamos, estábamos, teníamos, éramos, salíamos, comíamos…, con m, de mamá, en la desinencia.

Un comentario en «Del lenguaje»

  1. Muy acertadas consideraciones y reflexiones, colega. Espero que esta sesión en nuestra página Web pueda contribuir a «limpiar» de alguna mugre que mancha nuestra lengua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *