El Día del Bibliotecario Cubano se celebra en esta fecha en homenaje al nacimiento, el 7 de junio de 1812, de Antonio Bachiller y Morales, uno de los más insignes intelectuales cubanos: profesor universitario, periodista, historiador, jurisconsultor, bibliógrafo y destacado americanista, quien se dedicó, durante largos años, a estudios referidos a la América precolombina, y fuera uno de los más notables contribuyentes al estudio de la Bibliografía en Cuba y en Latinoamérica, considerado como el padre de la bibliografía cubana.

Esta fecha tuvo su origen en 1950 por iniciativa del periodista  César García Expósito, auspiciada por la Oficina del Historiador de La Habana y con el apoyo de la Sociedad Cubana de Estudios Históricos e Internacionales. Como parte de ese homenaje, se organizaron exposiciones de obras cubanas y americanas, a partir del aporte de las bibliotecas privadas de los miembros de la Biblioteca Histórica Cubana y Americana «Francisco González del Valle».

Al año siguiente se colocó, ese día, una tarja en el frente de la casa ubicada en la Avenida de Bolívar 359, antes Reina 125, entre Lealtad y Escobar, del municipio actual de Centro Habana, donde falleció Bachiller y Morales el 10 de enero de 1889.

Instituido por el Gobierno Revolucionario mediante el Decreto No. 86 del año 1981 en conmemoración del nacimiento del padre de la bibliografía cubana y bibliotecario, Antonio Bachiller y Morales, se comenzó a celebrar en Cuba el 7 de junio de ese año el Día del Bibliotecario Cubano.

¡Felicidades para todos los que brindan tan especial servicio al pueblo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *