home Del idioma, Español Acerca de la acentuación y sus especificidades

Acerca de la acentuación y sus especificidades

En el libro Ortografía de la lengua española del 2010 se define así el acento (pág. 190):

Al pronunciar aisladamente cualquier palabra polisílaba del español, no  todas las sílabas que la componen se emiten y se perciben con el mismo relieve. Una de ellas destaca en el conjunto y resulta más perceptible que las demás. Esa diferencia en la pronunciación de una determinada sílaba, que establece un contraste entre ella y el resto de las que integran la palabra, recibe el nombre de acento.

Se denomina tónica la sílaba donde recae el acento prosódico, en tanto, la sílaba o las sílabas con menor intensidad son llamadas átonas.

Para señalar la sílaba tónica de una palabra, se emplea el acento gráfico o tilde (´), que se coloca de acuerdo con determinadas normas.

De acuerdo con la posición de la sílaba tónica, en español existen:

  • Agudas (oxítonas): palabras polisílabas cuya última sílaba es tónica: pared, canción, anís, girasol, ajedrez.
  • Llanas o graves (paroxítonas): palabras cuya sílaba tónica es la penúltima: jaula, pozo, fénix, herpes.
  • Esdrújulas (proparoxítonas): palabras cuya antepenúltima sílaba es la tónica: íntimo, esdrújula, ímpetu.
  • Sobresdrújulas (superproparoxítonas): palabras donde la sílaba tónica se encuentra situada antes de la antepenúltima sílaba: tómatelo, díganselo, pregúntamelo.

La tilde se coloca en las palabras de acuerdo con las siguientes reglas generales de acentuación:

  • Las palabras agudas llevarán acento gráfico si terminan en n, s o en vocal: revés, restorán, mamá, ojalá. Cuando la palabra aguda termina en más de un grafema consonántico, no llevará tilde: robots, tictacs, confort. Tampoco llevarán tilde si terminan en y: Camagüey, convoy, yarey.
  • Las palabras llanas llevan acento gráfico si no terminan en vocal ni en las consonantes -n o -s: trébol, fórum, Víctor, Héctor. Cuando la palabra llana termina en más de un grafema consonántico, también lleva tilde: bíceps, fórceps, tríceps. También llevarán tilde las palabras llanas terminadas en y: yóquey.
  • Las palabras esdrújulas y sobresdrújulas siempre llevarán tilde en la sílaba tónica, independientemente de la letra con que terminen: pétalo, lágrima, parálisis, pregúntaselo.
  • Las palabras con secuencias vocálicas (diptongo, triptongo o hiato) llevan tilde según estén afectadas por las reglas generales de acentuación explicadas con anterioridad; no obstante, deben observarse las siguientes normas:

Los diptongos

En los formados por una vocal abierta tónica (a, e, o) y una cerrada átona (i, u) o viceversa, la tilde se colocará siempre sobre la vocal abierta. Ejemplos: náusea, miércoles, pasión, elección.

En los formados por vocales cerradas, la tilde se colocará sobre la segunda vocal. Ejemplos: cuídamelo, benjuí, casuística.

La h intercalada entre dos vocales no impide que estas formen diptongo. Ejemplos: buhardilla, ahijado.

Los triptongos

Se forman cuando en una sola emisión de voz concurre una vocal abierta tónica entre dos vocales cerradas átonas. Ejemplos: buey, Jagüey, Camagüey, Uruguay, Paraguay (en estos casos la y se considera vocal), averigüéis, porfiáis. Cuando los triptongos lleven tilde, según las reglas generales de la acentuación, se colocará siempre sobre la vocal abierta.

Los hiatos

Se llama hiato a la emisión de vocales consecutivas en sílabas diferentes. Pueden estar compuestos de la siguiente manera:

  1. Por dos vocales abiertas iguales.
  2. Por dos vocales abiertas diferentes.
  3. Por una vocal abierta átona y una vocal cerrada tónica o viceversa.

En todos los casos, se colocará la tilde de acuerdo con las reglas generales de acentuación: proveer, poético, eólico, caoba, aéreo, paseé, héroe, boa, azahar, moho.

Las palabras que en su estructura presenten el tercer tipo de hiato llevarán tilde en la vocal cerrada, independientemente de que lo exijan o no las reglas generales de la acentuación ortográfica. Ejemplos: sonreír, sonríe, acentúa, Raúl, tía, aísla, mío, oído.

La presencia de h intercalada entre las vocales no impide el hiato, ni la colocación de la tilde. Ejemplos: prohíbe, vehículo, vahído, búho.

Los monosílabos 

Las palabras monosílabas, por regla general, no llevan tilde: fe, fue, dio, vio, da, guion, fie, hui.  En la nueva edición de la Ortografía (2010) se aclara que palabras como guion, lie (primera persona del singular del pretérito de indicativo de liar), truhan, hui son monosílabos y deben escribirse, obligatoriamente, sin tilde.

Son excepciones los monosílabos con tilde diacrítica, la que permite diferenciar palabras con estructura ortográfica similar, pero pertenecientes a diferentes categorías gramaticales.

Las principales parejas de monosílabos cuyos significados se distinguen por la tilde diacrítica son:

– de/dé

de: preposición. Un barco de madera.

dé: forma del verbo dar. No dejes que te otra excusa.

– el/él

el: artículo masculino. El perro es el mejor amigo del hombre.

él: pronombre personal. Se lo dijeron a él.

– mas/ más:

mas: conjunción adversativa equivalente a pero. Ejemplo: Pudo haber sido grave, mas no pasó de un pequeño incidente.

más (pág. 244): cuantificador (adverbio, adjetivo o pronombre). Ejemplos:

Ana vive más lejos que tú.

Cada vez tiene más canas.

No puedes pedir más.

También:

  • en diversas construcciones o locuciones:

Es de lo más refinado.

Canta más bien mal.

  • como conjunción con valor de suma o adición:

 Seis más cuatro, diez.

 Son diez más los invitados.

  • como sustantivo (‘signo matemático’): Coloca el más entre las cifras.
  • en la locución conjuntiva más que (equivalente a sino): No escucha más que a sus amigos.

mi/ mí:

mi: pronombre posesivo. Pasaste por mi lado.

      sustantivo con el significado de «nota musical». Comenzó la pieza por el mi.

mí: pronombre personal. No me lo digas a mí.

– tu/ tú

tu: pronombre posesivo. Tu libro está muy cuidado.

tú: pronombre personal. llegaste temprano.

– se/sé

se (pág. 243): pronombre con distintos valores: ¿Se lo has traído?

Luis se preparó la comida.

Solo se han visto una vez.

Siempre se queja por todo.

Su casa se quemó el verano pasado.

                        indicador de impersonalidad: Aquí se trabaja mucho.

                        indicador de pasiva refleja: Se hacen trajes a la medida.    

sé: forma del verbo saber o del verbo ser.   que lo aprenderás pronto (del verbo saber).

                                                                       bueno con ellos (imperativo del verbo ser).

– si/sí

si: conjunción, con distintos valores: Si no fumas, ganas.

                                                          Pregúntale si está de acuerdo.

                                                          Si será ingenuo…

     sustantivo con el significado de «nota musical». No puede llegar a dar el si.

sí: adverbio de afirmación: que lo perdió todo.

     pronombre personal. Solamente pensaba en mismo.

     sustantivo: En la consulta para la nueva constitución triunfó el .

– te/té

te: pronombre con distintos valores. Te lo contaron muy bien.

     sustantivo (letra). Usó la te minúscula.

té: sustantivo con el significado de planta, nombre de la infusión que se hace con esta planta. Tomaremos té.

– aun/aún

 aun: equivale a hasta, incluso, también.

 Todos llegaron a tiempo, aun los que salieron más tarde.

aún: equivale  a todavíaNo he terminado aún.

Tampoco llevará tilde si forma parte de la locución conjuntiva aun cuando.

  Aun cuando lo vio, siguió creyendo lo contrario.

 A partir de la última edición de la Ortografía… 2010 no llevará tilde la conjunción disyuntiva o por considerarse que, en la práctica, tanto en la escritura manual como en la mecánica, no es necesario.

Se especifica la “Eliminación de la tilde diacrítica en el adverbio solo y los pronombres demostrativos incluso en casos de posible ambigüedad”. (Ver página 406 del libro Nueva Ortografía para todos). Se puntualiza en dicha página: “La recomendación general es, pues, no tildar estas palabras”.

Las palabras a dónde, cómo, cuál, cuán, cuándo, cuánto, dónde, qué y quién son tónicas si tienen un sentido interrogativo o exclamativo. Ejemplos:

¿Qué te parece?

¿Cuál es tu casa?

¿Quiénes llegaron primero?

¿Cuándo volverás?

¡Cómo has crecido!

¡Cuánto llueve!

¡Qué sorpresa!

¿A dónde me llevas?

¿Dónde dormiremos hoy?

También se emplea la tilde diacrítica cuando se encuentra en oraciones interrogativas o exclamativas indirectas. Ejemplos:

  • No supo qué responder cuando le preguntaron.
  • Expresó efusivamente con cuánto placer lo recordaba.
  • Deseamos saber cuáles son tus gustos.
  • Es necesario que expliques cómo ocurrió.

Acentuación de formas complejas

Dentro de las formas complejas escritas en una sola palabra se encuentran las palabras compuestas, los adverbios terminados en –mente, las formas verbales con pronombres enclíticos. Dentro de las formas complejas también están las expresiones integradas por varias palabras unidas con guion.

Las palabras compuestas se forman, frecuentemente, por la unión de varios vocablos. Para su acentuación gráfica se considerarán como una sola palabra, y se observarán las reglas generales. Ejemplos:

balón + cesto = baloncesto (palabra llana terminada en vocal)

punta + pie = puntapié (palabra aguda terminada en vocal)

décimo + séptimo = decimoséptimo (palabra esdrújula)

arco + iris = arcoíris (con tilde por presentar hiato de vocal cerrada  tónica y abierta átona)

Los adverbios terminados en –mente tienen doble acentuación, es decir, dos acentos fónicos: uno en el adjetivo y otro en la partícula –mente. Por esta razón, el adverbio formado con –mente conserva la tilde en el lugar en el que la llevaba el adjetivo. Ejemplos: fácilmente, tímidamente, cortésmente, mansamente. Esta es una excepción de las reglas de acentuación.

En el caso de expresiones complejas formadas por varias palabras unidas con guion, cada elemento conservará la acentuación gráfica que como simple le corresponde: histórico-etimológico,  teórico-práctico, histórico-crítico-bibliográfico.

Formas verbales con pronombres enclíticos

  • Las formas verbales con pronombres enclíticos llevan tilde o no de acuerdo con las normas generales de acentuación. Ejemplos: Creyose, acabose, metiole (sin tilde, por ser todas son palabras llanas terminadas en vocal): pero mírame, dáselo, cayéndosele (con tilde por ser palabras esdrújulas la primera y la segunda, y sobresdrújula la última). Esta norma se aplica incluso para aquellas palabras que ya no funcionan como verbos, sino como sustantivos: se formó el acabose, es un sabelotodo.

Acentuación de voces y expresiones latinas y palabras de otras lenguas

  1. Las voces y expresiones latinas incorporadas a nuestra lengua se acentuarán gráficamente de acuerdo con las reglas generales de acentuación del español: ítem, memorándum, alma máter, fórum.
  2. Si se emplean palabras de otras lenguas que no han sido adaptadas a la nuestra, no se empleará ningún acento que no exista en el idioma al que pertenecen: casting, Hamilton, Rousseau.
  3. Si tales voces han sido castellanizadas, esto es, incorporadas a nuestra lengua, llevarán tilde o no tal como lo exigen las normas generales de acentuación. Ejemplos: samuráis (de samuray), restorán, espagueti.

Otras aclaraciones

  • Las mayúsculas llevan tilde si les corresponde según las reglas generales de acentuación gráfica. Ejemplos: África, Índico, Úrsula, HAITÍ. Es importante subrayar que la Academia nunca ha expresado lo contrario.
  • Deberá escribirse con tilde la abreviatura, siempre que en la forma reducida aparezca la letra que la lleva en la palabra representada. Ejemplo: pág. (por página), admón. (administración), aunque existen excepciones, por estar sujetas a normas internacionales que rigen la escritura de abreviaturas referidas a unidades de peso, medida y elementos químicos (en realidad, son símbolos): a (área), ha (hectárea).

 

2 comentarios en “Acerca de la acentuación y sus especificidades

  1. A fe mía que estoy como el burgués gentilhombre que llevaba una vida entera hablando en prosa y no lo sabía. Yo llevo 65 años y más sonriendo y hoy me río porque acabo de saber que sonreír se acentúa ortográficamente. Nada, que una cosa es saber hablar y otra es saber a escribir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *