home Entre universidades Felicidades para todas las bibliotecarias de la universidad espirituana

Felicidades para todas las bibliotecarias de la universidad espirituana

El Día del Bibliotecario Cubano se celebra el 7 de junio en homenaje al nacimiento de Antonio Bachiller y Morales  (07/06/1812), uno de los más insignes intelectuales cubanos (prolífico periodista, historiador, abogado y bibliógrafo), considerado como el padre de la bibliografía cubana. La celebración de la fecha quedó instituida mediante el Decreto No. 86 de 1981 del Gobierno Revolucionario.

La primera actividad de celebración masiva que se recuerda tuvo lugar el 7 de junio de 1950, auspiciada por la Oficina del Historiador de La Habana con el apoyo de la Sociedad Cubana de Estudios Históricos e Internacionales. Como parte de ese homenaje, se organizaron exposiciones de obras cubanas y americanas, a partir del aporte de las bibliotecas privadas de los miembros de la Biblioteca Histórica Cubana y Americana «Francisco González del Valle». Esta fecha tuvo su origen por iniciativa del periodista César García Expósito.

Al año siguiente se colocó ese día una tarja en el frente de la casa ubicada en la Avenida Bolívar 359, antes Reina 125, entre Lealtad y Escobar, del actual municipio Centro Habana, donde falleció Bachiller y Morales el 10 de enero de 1889.

En la celebración anual de la efeméride no sólo se honra a los escritores y a los editores, sino también se reconoce la labor de todos los que hoy día dan lo mejor de sí, como lo hizo en su época el Padre de la bibliografía cubana, a favor del desarrollo cultural y científico de la nación.

Desde 1995 la Asociación Cubana de Bibliotecarios (ASCUBI), en coordinación con la Sociedad Cubana de Ciencias de la Información (SOCICT), otorga cada 7 de junio el Sello Conmemorativo «Antonio Bachiller y Morales» a profesionales e instituciones bibliotecarias que hayan mantenido un desempeño sobresaliente.

 

 

Un comentario en «Felicidades para todas las bibliotecarias de la universidad espirituana»

  1. Vale la pena resaltar que con este intelectual cubano se conjugan, en celebraciones, dos profesiones: propiamente la de bibliotecario y la de jurista cuyo puente horario les une.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *