home Noticias Ranas contra el cáncer

Ranas contra el cáncer

Tomado de ACN. Autora: Ariacna Escalona Marín

Un grupo de científicos de la Universidad Queen’s de Belfast, en Irlanda descubrieron recientemente determinadas propiedades en el veneno de la rana mono de vientre pintado, las cuales podrían impedir el desarrollo de las células cancerígenas, divulgó el sitio muyinteresante.es.

Según Chris Shaw, jefe del equipo, este anfibio, científicamente nombrado Phyllomedusa sauvagii, secreta proteínas que interfieren en la angiogénesis, el proceso que guía el crecimiento de los vasos sanguíneos. Una de ellas puede emplearse para interrumpir la llegada de sangre a los tumores con el fin de impedir que se formen nuevos vasos para abastecer de oxígeno y nutrientes a las células cancerígenas, o sea, el tumor dejaría de crecer.

«No erradicaría el cáncer, pero sí lo convertiría en un mal crónico. Sería vergonzoso tener algo en la naturaleza que es, potencialmente, un medicamento milagroso y que no hiciésemos lo posible para usarlo», argumentó Shaw.

El cáncer no es la única enfermedad que debe echarse a temblar ante las propiedades del veneno de la rana. Este también contiene otra proteína que activa la angiogénesis y que reúne el potencial de «tratar todo tipo de dolencias que requieren que los vasos sanguíneos se reparen a toda velocidad, desde la cura de heridas y los  trasplantes hasta las úlceras diabéticas y los daños causados por infartos», dijo Shaw.

De hecho, se calcula que a partir de este descubrimiento se podrían desarrollar tratamientos para más de setenta enfermedades que, en conjunto, afectan a 100 millones de personas en el mundo.

Asímismo, otro remedio natural oncológico es el que contiene el veneno de las avispas. Buscando una terapia para combatir el cáncer de mama que no cause efectos adversos, científicos del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona han hallado un péptido sintetizado por las avispas que, una vez llega al tumor, lo asesina –necrosis de sus tejidos– o hace que se suicide–muerte celular programada– pero logra mantener a salvo las células sanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *