home Noticias Maestros en falta

Maestros en falta

Tomado de Escambray digital. Por: Lisandra Gómez Guerra

Cuando solo restan horas para el inicio del curso escolar, vuelve a ponerse sobre la mesa de análisis la cobertura docente, un asunto que camina con morosidad en Sancti Spíritus, tan así es que de forma inmediata no se vislumbra un futuro alentador.

Y aunque el tema no es novedad para directivos del territorio, del Ministerio de Educación (Mined), docentes, familiares de estudiantes y lectores —porque este semanario ha sido portavoz de debates similares—, sin duda, las estrategias para revertir la falta de maestros en las aulas espirituanas han sido insuficientes.

Un análisis cuantitativo lo corrobora. En el período lectivo 2017-2018 asumirán el timonel de las aulas 1 373 personas como alternativas de esa necesidad real de la provincia; una de las mayores cifras del país, según reconoció la titular del ramo, Ena Elsa Velázquez Cobiella, durante su última visita a Sancti Spíritus.

Precisamente, en ese encuentro se evaluó esa realidad como el gran talón de Aquiles del sector educacional en estos predios, ya que la cifra de maestros en falta ha crecido por años y hoy sobrepasa lo permisible.

Los municipios más afectados son Sancti Spíritus y La Sierpe, mientras que las mayores incidencias recaen en Secundaria Básica, la Enseñanza Técnica y Profesional, escuelas pedagógicas y preuniversitarios; una realidad que obliga al desvelo.

No obstante, Edelberto Cancio Lorenzo, director provincial de Educación en Sancti Spíritus, aseguró que ya se han realizado todos los análisis para que ninguna de las aulas abra el próximo 4 de septiembre sin un docente.

Para ello deberán recurrir, como en otros años, a los jóvenes que integran los contingentes de la Federación Estudiantil Universitaria (75) y el Pedagógico Wilson Rojas (20), el cual incidirá solo en La Sierpe. Los contratos por hora (1 184), los miembros de los consejos de dirección de los diferentes planteles (27) y otras plazas (40) se cubrirán bajo el término de incremento de carga de trabajo, quienes recibirán remuneración por realizar labores extra.

Cada una de esas modalidades que busca paliar la ausencia real de educadores será, a juicio del directivo, prioridad en las escuelas para su preparación metodológica y el resto de las tareas que deberán protagonizar.

Sin embargo, la ministra de Educación alertó que es una preocupación la existencia de tantos contratos por hora, equivalente a más de la sexta parte del total de profesionales del sector, ya que no solo se aspira a la impartición de conocimientos, sino a la formación integral del estudiante, por lo que se precisa del acompañamiento del alumno en otros espacios. Tener que alternar la docencia con otras responsabilidades les impide a dichas personas, muchas veces, formar parte de esos complejos procesos.

Igualmente, la titular llamó a no tener miedo a hablar de déficit de maestros, aunque se logre completar las vacantes con las diversas alternativas, pues el reducido número de profesionales con que contará el territorio no permitirá con soltura suplir, durante la evolución del curso escolar, las ausencias repentinas que puedan aparecer como licencias de maternidad o certificados médicos por enfermedad. Cuando situaciones como esas ocurran, será casi una quimera no perturbar el proceso de enseñanza durante varios días porque no se contará con el personal necesario para que asuma.

Mas, la falta de maestros no solo afecta el curso escolar 2017-2018, sino que trasciende mucho más, ya que en Sancti Spíritus hoy no existe una cantera en formación que satisfaga la necesidad real del territorio. Por ejemplo, la formación pedagógica la cursarán 494 estudiantes de un plan diseñado para más de 600. Únicamente la especialidad de profesores de Inglés cumplió con lo establecido. La historia de las escuelas formadoras de maestros en la provincia evidencia que poco más del 60 por ciento de sus matrículas se llega a graduar.

De igual modo sucede con quienes ingresan a la enseñanza superior en carreras de perfil pedagógico, las cuales en algunas disciplinas no cuentan con grupos por no tener matrícula y otras han tenido sus graduaciones muy deprimidas.

Otra alternativa asumida en el territorio para ganar un mayor número de maestros es la formación de docentes en el nivel medio superior en la Enseñanza Técnico y Profesional y Secundaria Básica. Pero esas modalidades de continuidad de estudios tampoco estuvieron en la preferencia de opciones entre quienes terminaron el noveno grado.

Velázquez Cobiella sugirió que, además de incidir en la formación vocacional, urge potenciar el curso del duodécimo grado en la universidad para garantizar que prosigan en ese centro en las disciplinas pedagógicas, gracias a la posibilidad de no hacer exámenes de ingreso.

De acuerdo con esa fuente, resulta alarmante que Sancti Spíritus no logre en un futuro cercano la cantidad de profesionales que demanda. Por ello, llamó a no conformarse y trabajar en ese sentido como sucedió en otras provincias con particularidades socioeconómicas y políticas más complejas como La Habana y Matanzas, donde ya el panorama no es tan desalentador.

Además, de esa deprimida cantera en formación incide en el estado actual de la cobertura docente espirituana el éxodo de profesionales en el sector, el cual contó al cierre del último curso con 360 bajas.

Y aunque se han puesto en práctica un sinnúmero de alternativas que buscan reconocer a los educadores, como priorizarlos en la compra de la cuota del gas y llevar a los mejores durante la etapa estival a la playa, según explicó Cancio Lorenzo, aún es insuficiente.

A pesar de que el salario en Cuba es tópico para otro comentario, y no satisface las necesidades, precisamente ese elemento no es el de mayor incidencia en la decisión de abandonar el sector, ya que la remuneración económica no se encuentra entre las más bajas del país.

Mas, una verdad de Perogrullo delata a todas luces que sí existen factores lacerantes como sobrecarga de docencia; incumplimiento  por parte de los consejos de dirección en algunos centros de las flexibilidades aprobadas para el horario de los profesores y su preparación personal; poco reconocimiento social y escaso respaldo de las familias de los estudiantes, verdaderos desafíos de la rama educacional que precisan ser revertidos para retener a quienes hoy apuestan por las tizas y el pizarrón y seducir a quienes mañana impactarán en la formación de otras generaciones.

2 comentarios en “Maestros en falta

  1. Añejo problema provincial (!y nacional!) que no encontrará solución ni en el corto ni en el largo plazo,!tantas son las carencias espirituales y materiales para sumar docentes a la enseñanza!
    !Y ni qué decir de la concomitante pérdida de valores en los estudiantes que, amén de profesores y maestros improvisados, en ejercicio para suplir ausentes, el pródigo entorno familiar y social circundante les cobija malos hábitos e indisciplinas de todo tipo! No me tilden de pesismista, cierta ilustre personalidad, que ahora no recuerdo su nombre, sostuvo que los pesimistas son optimistas bien informados. Creo ser uno de ellos.

  2. A TODAS AQUELLAS PERSONAS QUE LEs DUELE ESTE TEMA DE LA COBERTURA DOCENTE, COMO A MÍ POR EJEMPLO, AL LEER ESTO ME MOLESTA Y ME INDIGNA. COMO BIEN EXPRESÓ EL COMPAÑERO ANTERIOR, SOY PESIMISTA, Y ESPERO QUE ALGÚN DÍA SE RESUELVA EL PROBLEMA PERO NO CREO QUE SEA A CORTO PLAZO, LAS NECESIDADES SON MUCHAS Y LO BUENO QUE TENGO ES QUE OIGO MUCHOS COMENTARIOS EN LA CALLE REFERIDOS AL TEMA EN CUESTIÓN; PERO SON MUCHOS LOS SINSABORES, Y LO PRIMERO QUE DICEN ES LO POCO QUE SE LE PAGA A LOS DOCENTES. YO INVITO A QUE LAS AUTORIDADES REALICEN UN CENSO DE TODOS AQUELLOS MAESTROS GRADUADOS DEL AÑO 2000 HASTA LA FECHA, Y VERIFIQUEN DÓNDE SE ENCUENTRAN Y PREGUNTEN POR QUÉ SE FUERON DE NUESTRO SISTEMA DE EDUCACIÓN. HAY DIVERSIDAD DE CRITERIOS, PERO EL QUE NUNCA QUEDA ATRÁS ES EL QUE YA DIJE ANTERIORMENTE. TAMBIÉN, QUÉ SE PODRÁ HACER PARA REVERTIR ESA LAMENTABLE SITUACIÓN; ESO NO LO SÉ, LO QUE SÍ SÉ ES QUE SI SEGUIMOS COMO VAMOS, Y AÑO TRAS AÑO LEO LA PRENSA Y VEO LO MISMO CON LO MISMO, ENTONCES ME PREGUNTO: ¿NO SE HACE NADA? ENTONCES, ¿QUÉ HACER?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
21 ⁄ 7 =