home Cultura, Cultura espirituana Camilo en la memoria

Camilo en la memoria

Esta semana se realizarán distintas publicaciones, en la sección De la cultura de nuestra página de Intranet, con el objetivo de rendir homenaje a Camilo Cienfuegos Gorriarán en el aniversario 58 de su desaparición física.

I.- El Héroe de Yaguajay  o el Señor de la Vanguardia

Camilo Cienfuegos Gorriarán (6 de febrero de 1932, Lawton, La Habana- 28 de octubre de 1959). Expedicionario del Granma, combatiente del Ejército Rebelde, compañero inseparable de Ernesto “Che” Guevara y uno de los dirigentes más carismáticos de la Revolución Cubana. Ecured

Hacia 1948 ya había comenzado a involucrarse en la lucha política participando en las protestas populares contra el aumento de la tarifa de los ómnibus urbanos. El 10 de marzo de 1952, al producirse el golpe de estado de Fulgencia Batista, con un grupo de jóvenes concurrió a la Universidad en procura de armas para resistir a la dictadura. En esa época establece amistad con otros jóvenes que tendrían un destacado papel en los sucesos posteriores, Carlos Leijás, Israel Tápanes, Reinaldo Benítez y los hermanos Mario y José Fuentes.

En abril de 1953 viajó a los Estados Unidos en busca de una mejor situación económica. Allí trabajó en varias ciudades como obrero y camarero. Vinculado a los emigrados latinoamericanos, participó en diversas manifestaciones y escribió para el periódico La voz de Cuba un crítico artículo contra Batista titulado Identificación Moral. En 1955 fue detenido en San Francisco por el departamento de inmigración y finalmente deportado a México.​

Regresó a Cuba el 5 de junio de 1955 y mientras volvía a trabajar en El Arte, y se sumaba a la lucha contra el régimen de Batista, en septiembre contrajo matrimonio con Isabel Blandón, una enfermera salvadoreña que había conocido en San Francisco.​

El 14 de diciembre de 1955, fue herido por un arma de fuego durante una manifestación en honor del héroe independentista cubano Antonio Maceo, lo que no le impidió participar del acto en conmemoración del 103 aniversario del nacimiento de José Martí en el parque Central. Esta vez fue golpeado y conducido al BRAC (Buró para la Represión de Actividades Comunistas) donde fue fichado como comunista por el cuerpo policial del dictador Fulgencio Batista. Al verse perseguido y sin trabajo, decidió ir al exilio, por lo que en marzo de 1956 viajó nuevamente a los Estados Unidos.

En septiembre se encontraba en México, donde logró establecer contacto con Fidel Castro, quien organizaba una expedición revolucionaria que regresaría a Cuba para iniciar la gesta contra el régimen de Batista. Cienfuegos fue el último elegido para la expedición del yate Granma, debido a que no tenía el entrenamiento militar suficiente, por lo que fue enviado con rapidez al campamento de Abasolo, Estado de Tamaulipas, donde recibió entrenamiento en guerra de guerrillas.

Por su valor, de manera espontánea, el pueblo cubano le otorgó el título honorífico de Señor de la Vanguardia y el de Héroe de Yaguajay.

II.- Honor a Cienfuegos

Además de la creación de escuelas vocacionales militares, que llevan su nombre, en todas las provincias del país, cada año, cuando llega el 28 de octubre, fecha en que desapareciera físicamente,  miles de cubanos rinden tributo y desfilan hasta las márgenes de ríos y mares para dejarle flores como expresión de respeto y admiración.

Flores a Camilo. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Su figura, esculpida en cera, se encuentra a la entrada del Museo de la Revolución, en La Habana, junto a la del Guerrillero Heroico.

Asimismo en La Habana, pero en la fachada del Ministerio de Informática y Comunicaciones, a solo 100 metros del edificio del Ministerio del Interior, donde está desde 1993 el relieve en metal de la foto del Che, se encuentra la silueta del rostro de Camilo, de barba y sombrero, también realizada por el escultor holguinero Enrique Ávila González.

La silueta del rostro de Camilo, de barba y sombrero, fue montada en la fachada del Ministerio de Informática y Comunicaciones, a 100 metros del Ministerio del Interior, donde está desde 1993 la del Che. Foto: AIN.

 

En Gibara, Holguín, se erigió una estatua en su memoria, develada en el año 1999.

Estatua de Camilo Cienfuegos en Gibara, Holguín. Foto: Ernesto González Velázquez / Cubadebate

Yaguajay, poblado espirituano donde la celebridad de este guerrillero trascendió por su valentía, astucia e intrepidez en la toma del cuartel ocupado por el ejército batistiano, se dignifica con el complejo escultórico que le rinde honores, en el cual de encuentra el  Museo Nacional Camilo Cienfuegos (pdf)

III.- Frases de Fidel sobre Camilo

(Pronunciadas el 28 de octubre de 1989, en conmemoración del XXX aniversario de la desaparición física de Camilo Cienfuegos).

Fidel y Camilo en la Sierra Maestra.

“Camilo era hombre que amaba las tareas difíciles; pudiéramos decir que era un hombre que amaba las dificultades, que sabía enfrentarse a ellas y era capaz de realizar proezas en las más increíbles circunstancias”.

“Camilo estaba muy claro sobre lo que significaba revolución: no en balde tenía antecedentes revolucionarios en su familia, no en balde fue trabajador humilde, no en balde bebió desde la cuna las ideas revolucionarias, no en balde tenía un tremendo temperamento revolucionario, no en balde tenía un gran alma revolucionaria”.

“Cobra todo su significado la historia de Camilo, no solo por lo que hizo, no solo por sus heroicas proezas combativas, sino también por sus ideas, por sus conceptos, por sus propósitos profundamente revolucionarios”.

“¡Cómo le habría gustado a Camilo ver a esta juventud surgida de la Revolución, nacida de la Revolución, educada en la Revolución!”

“En el pueblo hay muchos Camilo.” Camilo salió del pueblo, tuvo la posibilidad de potenciar y desarrollar sus extraordinarias facultades; pero cuando veo a nuestros jóvenes al pie de un torno, al pie de un horno de fundición, cuando los veo en un laboratorio, cuando los veo trabajando 10, 12, 13 y 14 horas, me confirmo más y más en aquella profunda convicción de que en el pueblo hay muchos Camilo”.

IV.- Una de sus anécdotas más célebres

«Yo no estoy contra Fidel ni en un juego de pelota» (anécdota publicada originalmente por la revista Bohemia)

24 de junio de 1959.- Tanto en La Habana como en el resto del país, se han desarrollado funciones especiales en los espectáculos deportivos con el fin de recaudar fondos para la Reforma Agraria. El béisbol, deporte nacional, no puede faltar. En el hoy Latinoamericano, conocido entonces como el Estadio del Cerro, se pacta un juego de exhibición entre el equipo de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y los Barbudos, una selección integrada por miembros del Ejército Rebelde.

Se anuncian como lanzadores a Fidel Castro y a Camilo Cienfuegos. Pero cuando el Señor de la Vanguardia entra en el terreno, lo hace con el uniforme de Barbudos y una mascota de receptor. Los periodistas se le acercan. “Yo no estoy contra Fidel ni en un juego de pelota”, declara el Héroe de Yaguajay. La llegada del Jefe de la Revolución provoca una estruendosa ovación entre la numerosa afición que se ha dado cita en la instalación.

Camilo y Fidel en el juego

Camilo y Fidel en el célebre juego

Cuando saluda a Amado Maestri, el gran árbitro cubano, designado para impartir justicia detrás del home, le pide: “Yo ahora estoy un poco desligado del juego de pelota. Quiero que me indique cómo tengo que lanzar para no incurrir en un balk”. El juego comienza y el abridor de los Barbudos retira la primera entrada sin problemas.

En otro inning, hay un roletazo a la derecha del inicialista que lo aleja de la base. Fidel cubre raudo la primera almohadilla y gracias a eso logran el out. Camilo, por su parte, estaba haciendo la asistencia por si se escapaba el tiro. Al bate, no les fue bien a los comandantes.

Camilo, en dos strikes, quiso sorprender al tercera base rival, que estaba jugando muy atrás, pero el toque salió foul y Maestri decretó el ponche por regla. Fidel, en su única vez al bate, fue dominado en roletazo al cuadro. El pitcheo de relevo de los Barbudos no se comportó a la misma altura de su abridor y el juego terminó 3-0 a favor de los policías.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *