home Cultura, Cultura espirituana Hombres que cayeron para que la nación se irguiera

Hombres que cayeron para que la nación se irguiera

Fragmentos del discurso pronunciado en el primer aniversario de la huelga del 9 de abril, en 1959.  (Tomado de Granma)

¿Quién lo iba a creer aquella noche del 9 de abril, en medio del terror y de la sangre, en medio del luto y de la tristeza, que antes de ocho meses la patria sería libre, que antes de ocho meses los criminales habrían sido derrotados, que antes de ocho meses aquella manada de lobos feroces –tan valientes cuando andaban en la calle asesinando in­de­fensos… ­–ha­brían de huir tan precipitadamente la última noche de ese mismo año (…) los muertos sirvieron de bandera, porque los muertos sirvieron de aliento, porque los muertos dieron el ejemplo, porque los muertos trazaron el camino. Los muertos del 9 de abril, los muertos de todos los combates de la libertad, los muertos del llano y de la montaña, de la lucha heroica mil veces del llano y de la lucha heroica de las montañas, les señalaron a unos y a otros el camino de la victoria.

«…aquellos hombres cayeron para que una nación se irguiera; que aquellos hombres dieron su vida para que una nación viviera; que aquellos hombres quedaron en el camino para que un pueblo siguiera su marcha hacia adelante; que ellos lo dieron todo para que otros fuesen felices…

«… si ellos hubiesen podido contemplar el espectáculo de este pueblo de hoy, de esta Cuba nueva, de esta patria que marcha; si ellos hubiesen podido contemplarlo… Mas, no lo contemplaron, ¡pero lo soñaron!; no lo vieron, ¡pero lo presintieron! Por esto lucharon, por esto cayeron.

«…Y nada nos consuela tanto como pensar que estamos cumpliendo con nuestros muertos, que los sueños se están convirtiendo en realidad, y que hoy podemos decir aquí, al cumplirse este aniversario de aquel día heroico del 9 de abril, que estamos rindiendo a nuestros mártires el mejor tributo, no de palabra, sino en hechos, ¡no en promesas, sino en hechos!».

                             Fidel Castro

Tomado de Trabajadores

El acto central por el aniversario 60 de la Huelga revolucionaria del 9 de abril de 1958, se efectuará este lunes en la ciudad de Sagua la Grande, urbe donde ocurrieron los hechos más relevantes de ese acontecimiento en el país  al lograrse el control de ella durante 24 horas.

La estación de ferrocarril, lugar por donde comenzaron las acciones, será el escenario de la conmemoración. En ella se realizará la entrega del carné de militantes de la UJC a un grupo de jóvenes, con anterioridad  ha sido otorgada  por la CTC la placa conmemorativa Aniversario 60, a centros con resultados sostenidos.

Como parte de las actividades para conmemorar la efeméride se presentó una  aplicación informática dedicada al acontecimiento, la que fue realizada por el  grupo KaleydoBit de la Universidad Central de Las Villas. Ella recoge las acciones acontecidas en esta ciudad así como los recorridos de Fidel al municipio, su presencia en la inauguración del hospital en 1968 y visitas a Isabela de Sagua.

De igual manera fue presentada la miniserie documental Senda de Victoria, de Radio Sagua, del realizador Adrián Marrero Quintero, la que relata la preparación de la huelga, la organización de las fuerzas revolucionarias, su desenlace y la participación popular.

Además están previstas  otras actividades como conversatorios con combatientes e historiadores sobre el suceso, muestra de audiovisuales y exposiciones, una gala político-cultural. Los jóvenes y niños del territorio rememorarán los sucesos, en particular los acontecidos  en el Monte Lucas, lugar donde se refugiaron los combatientes luego del fracaso de la huelga, quienes fueron bombardeados y perseguidos por el ejército de la tiranía. Además se efectuará la tradicional peregrinación  hasta el cementerio municipal como tributo a los caídos y la cancelación de un sello postal por las seis décadas del hecho.

Paralelamente se ha desarrollado un fuerte movimiento constructivo para rescatar el patrimonio  histórico y arquitectónico de la ciudad y  resarcir también los daños del huracán Irma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *