home Noticias de portada 149 años de la Bandera de la Estrella Solitaria

149 años de la Bandera de la Estrella Solitaria

Tomado de: EcuRed

La Bandera de la Estrella Solitaria es uno de los tres símbolos patrios principales junto al Escudo de la Palma Real y el Himno de Bayamo, siendo el más representativo a nivel internacional. Es un símbolo de lealtad y honor para todos los cubanos. Fue la inspiración de las luchas por la independencia.

Surgimiento

Corrían los primeros días del mes de junio de 1849 y el General de origen venezolano Narciso López de Uriola (17981851), residente en la calle Howard No 39, cerca de Broadway en Nueva York , concibe la idea de diseñar una bandera para los propósitos de su movimiento separatista-anexionista.

López no cejó en su empeño por levantar un movimiento armado en Cuba y desde su residencia en New York concibe futuros planes para la isla cubana. Le dicta a su colega, el poeta Miguel Teurbe Tolón, emigrado como él, el diseño del pabellón que presidiría su invasión militar a Cuba. Teurbe-Tolón traslada al papel las ideas del General López, dándole animación y colorido.

La bandera de Cuba; conocida como “La Bandera de la Estrella Solitaria”, fue proclamada como tal el 11 de abril de 1869, en la Asamblea de Guáimaro,  y constituye un símbolo de lealtad y honor para todos los cubanos; fue enarbolada por primera vez en Cuba por el General de origen venezolano Narciso López en la ciudad de Cárdenas, el 19 de mayo de 1850.

La nación cubana ha tenido 11 banderas desde su creación. Un grupo de cubanos en Nueva York acordaron que se quedarían con la de La Estrella Solitaria, creada en 1849 por Miguel Teurbe Tolón y de la Guardia (18201857), a partir de una idea de Narciso López, y confeccionada por la prima y esposa de Teurbe Tolón, Emilia. No es exactamente igual a la original, pues el color azul era, inicialmente, celeste, no turquí, como es actualmente.

Juan Manuel Macías, quien fue uno de los expedicionarios de Cárdenas, fue el guardián de la primera bandera que ondeó en suelo cubano. Con ella cubrió en New York el féretro con los restos mortales del que fuera Presidente de la República de Cuba en Armas, Francisco Vicente Aguilera, en febrero de 1877.

Bajo este pabellón, también se alzaron Joaquín de Agüero (camagüeyano) e Isidoro Armenteros (trinitario) en el año de 1851.

López la usó de nuevo en su desastrosa expedición del “Pampero” en 1851, Francisco Estrampes en 1854 desembarcó con dicha bandera y finalmente, iniciada la guerra por la independencia el 10 de octubre de 1868, fue adoptada como emblema nacional por la Asamblea Constituyente de la República de Cuba, reunida en Guáimaro el 11 de abril de 1869. A partir de aquel entonces, presidió todos los actos del movimiento independentista

Tanto la Bandera como el Escudo nacional fueron creados por la misma persona, Miguel Teurbe Tolón. Las especificaciones de diseño de ambos fueron establecidas por el primer presidente de Cuba, Tomás Estrada Palma, mediante Decreto, el 21 de abril de 1906 y han permanecido sin modificaciones desde entonces.

Significado de sus elementos

La estrella solitaria de cinco puntas, representa la república libre, independiente y soberana que debía ser Cuba y a la unidad de los cubanos. El rojo, ubicado dentro de un triángulo en clara alusión al tríptico de los ideales franceses de: libertad, igualdad y fraternidad, alude a la sangre derramada en la lucha; las franjas blancas, a la pureza de los ideales y a la virtud de los cubanos; las azules (por los tres departamentos en que se dividía en esa época Cuba: Occidente, Centro y Oriente), revelaban las elevadas y celestiales aspiraciones de los patriotas.

Características

Su forma

Es rectangular, de doble largo que ancho, compuesta por cinco franjas horizontales del mismo ancho, tres de color azul turquí y dos blancas dispuestas de forma alternada. Un triángulo equilátero de color rojo, en uno de sus extremos, uno de cuyos lados es vertical, ocupa toda la altura de la bandera y constituye su borde fijo. Dicho triángulo, lleva en su centro una estrella blanca de cinco puntas, inscripta en una circunferencia imaginaria, cuyo diámetro es igual a un tercio de la altura de la bandera, con una de sus puntas orientada hacia el borde libre superior de la bandera.

Regulaciones

Usos

Se podrá usar en las sedes de Órganos, Organismos, y otras Instituciones del Estado y de Organizaciones políticas, sociales y de masas.

  • En astas situadas en el exterior de los edificios tres metros.
  • En asta situada en el interior de locales de los edificios, tres o un metro ochenta.
  • Sin asta en posición horizontal o vertical pendiente o en la pared, detrás de la tribuna o presidencia de actos oficiales, conmemorativos o patrióticos, así como para engalanar calles y viviendas.
  • En edificios de centros docentes, tanto en asta exterior como interior o sin asta en posición horizontal o vertical, pendiente o sobre la pared un metro ochenta centímetros o un metro veinte centímetros en correspondencia con el tamaño del lugar del edificio.
  • Para desfiles y ceremonias un metro ochenta centímetros y los bordes adornados con flecos dorados de seis centímetros, el asta será de dos metros sesenta centímetros de largo, incluidos la lanza y el regatón y tendrá un cordón trenzados de dos metros diez centímetros de largo con hilo de colores azul turquí, blanco y rojo, que terminará en dos borlas de los mismos colores.
  • En actos de jefes de Misiones Diplomáticas y Consulados de Cuba en el extranjero, cuarenta centímetros.
  • En un desfile nuestra Bandera si va acompañada de otra, irá hacia la derecha, si fueran varias las que la acompañan irá a la cabeza de las demás y en el centro.
  • En astas situadas en el exterior de los edificios tres metros.
  • Si preside un salón, se colocará a la derecha de la tribuna; en el caso de que exista un orador, siempre se colocará a su derecha.
  • Si es izada junto a la bandera de otros países, se colocará en el centro y será la más alta.
  • Si se sujeta a la pared, la punta de la estrella debe quedar libre, señalará al norte o al este, si la posición de la Bandera es vertical; si es horizontal, el triángulo aparecerá a la derecha con relación a la pared, la punta de la estrella siempre dirigida hacia arriba.
  • También en muchos casos la Bandera cubre el féretro de compañeros miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias por sus méritos revolucionarios son velados, con honores militares, en este caso el triángulo quedará a la cabeza del féretro sin tocar el suelo.
  • Al inaugurar Monumentos, la Bandera aparecerá al fondo del acto y nunca se unirá para cubrir el cuadro o estatua que se va a develar.
  • En la ceremonia de duelo, la Bandera llevará un crespón negro en el extremo del asta.
  • Cuando aparece en los autos oficiales, debe ser de pequeño tamaño y situada en la parte derecha y delantera del vehículo.

 

2 comentarios en “149 años de la Bandera de la Estrella Solitaria

  1. Linda y ondeando libre así la quiero yo ver siempre. Independiente y soberana. Somos UN PUEBLO que respeta y ama su historia patria, un pueblo que venera a sus simbolos, por eso considero mi deber de seguirla amando y respetándola. ¡Ay! mi banadera querida, y para no dejar morir la historia, es necesario RECORDAR LOS VERSOS DE BONIFACIO BYRNE cuando escribió:

    Mi Bandera
    Al volver de distante ribera,
    con el alma enlutada y sombría,
    afanoso busqué mi bandera
    ¡y otra he visto además de la mía!

    ¿Dónde está mi bandera cubana,
    la bandera más bella que existe?
    ¡Desde el buque la vi esta mañana,
    y no he visto una cosa más triste… !

    Con la fe de las almas austeras,
    hoy sostengo con honda energía,
    que no deben flotar dos banderas
    donde basta con una: ¡la mía!

    En los campos que hoy son un osario
    vio a los bravos batiéndose juntos,
    y ella ha sido el honroso sudario
    de los pobres guerreros difuntos.

    Orgullosa lució en la pelea,
    sin pueril y romántico alarde;
    ¡al cubano que en ella no crea
    se le debe azotar por cobarde!

    En el fondo de obscuras prisiones
    no escuchó ni la queja más leve,
    y sus huellas en otras regiones
    son letreros de luz en la nieve…

    ¿No la veís? Mi bandera es aquella
    que no ha sido jamás mercenaria,
    y en la cual resplandece una estrella,
    con más luz cuando más solitaria.

    Del destierro en el alma la traje
    entre tantos recuerdos dispersos,
    y he sabido rendirle homenaje
    al hacerla flotar en mis versos.

    Aunque lánguida y triste tremola,
    mi ambición es que el Sol, con su lumbre,
    la ilumine a ella sola, ¡a ella sola!
    en el llano, en el mar y en la cumbre.

    Si deshecha en menudos pedazos
    llega a ser mi bandera algún día…
    ¡nuestros muertos alzando los brazos
    la sabrán defender todavía!…

    LA BANDERA QUE ONDEÓ EN LOS CAMPOS DE BATALLA DE LA MANO DE MUCHOS CUBANOS DIGNOS POR CONQUISTAR NUESTRA DEFINITIVA INDEPENDENDCIA. ¡Que viva mi bandera y Cuba libre y soberana!

  2. Emocionante verla ondear en lo alto del asta como muestra de una Patria libre, soberana. dueña de su destino. Destino escrito por sus hijos sin distinciòn ni raza, credo ni posiciòn social. Siempre defenderè los principios que me han inculcado para que nunca deje de flotar. Por esa bandera respiro, vivo y muero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *