home Nacional, Noticias Acoge Trinidad coloquio “Retos de la Calidad y la innovación en la Educación Superior cubana” en la segunda sesión de trabajo de la VII Reunión de la RED-DEES

Acoge Trinidad coloquio “Retos de la Calidad y la innovación en la Educación Superior cubana” en la segunda sesión de trabajo de la VII Reunión de la RED-DEES

Reporte de: Javier Lopez Fernández

La Villa de la Santísima Trinidad a sus 504 años acoge el Coloquio «Retos de la Calidad y la innovación en las Educación Superior cubana» en la segunda sesión de trabajo de la VII Reunión de la RED-DEES.

Rodeados de las emblemáticas montañas del Escambray triniteño la calidad y la innovación en la Educación Superior cubana se convirtió en el tema central del VII Coloquio de la Red de Dirección Estratégica (RED-DEES). La Sede Universitaria Municipal y el Museo Nacional de la Lucha Contra Bandidos (MNLCB), acogieron con beneplácito a los académicos y representantes de las 14 universidades del país miembros de la RED-DEES.

Después de la bienvenida y de acuchar los propósitos sociales y culturales de ambas instituciones por sus respectivos directores la Dr.C.  Anayansi Albert Rodríguez y el Lic. Norberto Moisés Juviel Pascual, se dio apertura al amplio debate previsto, dirigido por la socióloga y MSc. Yaquelín Puebla González.

Dos tópicos condujeron las sesión, el primero, a través de una interesante pregunta: ¿Autoevaluarse para mejorar o autoevaluarse para acreditar? Las respuestas cobraron amplitud con las intervenciones de los ponentes Dr.C  Remberto Naranjo Pérez de la Universidad de Ciego de Ávila, el ponente Dr.C. Alfredo Méndez Leyva de la Universidad de Guantánamo y el Dr.C Juan Carlos Álvarez Yero de la Universidad de Camagüey.

En todos los caso las intervenciones rondaron los problemas que trae consigo pensar en la autoevaluación institucional solo para acreditar la IES y no para adentrarse, de forma simultánea, en un ambiente de mejora constante, consciente y desarrolladora que promueva una cultura de calidad e identifique instituciones certificadas por la instancia acreditadora cubana por sus elevados estándares de excelencia.

Por tanto, en el ámbito actual es un imperativo para la comunidad universitaria considerar la acreditación como momento de reconocimiento de los resultados y no como fin de los procesos que determinan la vida en las instituciones, de modo que se trabaje en formulaciones para que la acreditación impacte cada vez más en el futuro.
El segundo tópico centró las intervenciones en la innovación en los procesos de gestión, tomando como eje de análisis las experiencias exitosas en las IES. En este caso, el tema de la cultura de la innovación alcanzó vida con las intervenciones de los Dr.C. Daniel Negrín de la Universidad de Pinar del Río, la Dr.C Mercedes Martínez Quijano y el Dr.C. Leovigildo Rojas Hernández de la Universidad de Ciencias Pedagógicas “Enrique José Varona” , también el Dr.C Alejandro Carbonell  Duménigo de la universidad anfitriona ofreció sus experiencias.

Es un hecho válido que los ambientes innovadores en las universidades parten de la voluntad de sus directivos en todos los niveles de responsabilidad, y de la visibilidad y el reconocimiento de los estudiantes y sus profesores, de no cumplirse estos preceptos los nuevos pensamientos estarían necesitados de ejercer rupturas burocráticas, independientemente de la capacidad con que cuente la universidad para ejecutar las innovaciones. Hoy debe conducirse la voluntad institucional a la idea del valor estratégico de la innovación, lo que aportaría un mayor carácter humanista al proceso y sus resultados.

Las seis experiencias presentadas promovieron la reflexión y el reconocimiento de que solo si la universidad es innovadora contribuye plenamente con su encargo social y en el “aprender haciendo” desplegaría sus influencias. En estas ideas estaría la clave de sus propósitos inovativos, los que a su vez conducen a la sinergia del “ganar ganar” en todos los procesos en que interviene las instituciones de la Educación Superior. Finalmente todo lo que se construye con las manos enriquece y convierte las acciones en valores perdurables.

La sesión de la tarde trascurrió con un recorrido por las empedradas calles de la villa. Es admirable apreciar los avances en la recuperación del patrimonio cultural y la preservación de la singular cultura trinitaria. En esta vorágine reconstructiva, en la que participan todos, la ciudad cobra vida con más de dos mil instalaciones que prestan diversos servicios asociados al turismo que crece y desborda las capacidades de las instalaciones hoteleras. En este escenario la universidad espirituana y su sede en Trinidad se extienden e intervienen en la formación de una cultura de la innovación, especialmente en el sector “cuentapropista”, siendo este un ejemplo de vinculación de la universidad cubana con la sociedad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *