home Entre universidades Despedirse no es una acción definitiva

Despedirse no es una acción definitiva

Reporte de: Lidia Esther Estrada Jiménez. Directora del CRAI

Aunque la jubilación implique dejar de trabajar por razones de edad (haber llegado a los 60 años las mujeres y a 65 los hombres), cuando ese día llega no es motivo de tristezas porque esa despedida no es una acción definitiva; existe la posibilidad de reincorporación, y con ello alargar la estancia entre los compañeros de siempre o al lado de otros. Es por eso que quienes han dedicado su vida entera a trabajar en pos de atender a los demás, merecen un reconocimiento especial cuando deciden jubilarse y no retirarse.

Desde esa perspectiva se reconoció a la compañera Martha Guerra Viciedo, en el Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación (CRAI) de la Universidad de Sancti Spíritus «José Martí Pérez».

2 comentarios en “Despedirse no es una acción definitiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *