home Cultura, Cultura espirituana ¿Qué nos falta por ver?

¿Qué nos falta por ver?

Por: José Francisco Echemendía Gallego

Ayer, viendo en la televisión la transmisión de las sesiones en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a instancias de uno de sus miembros permanentes, Estados Unidos; no pude menos que sorprenderme cuando vi en su estrado a Elliot Abrams, un siniestro personaje de la política en esa nación norteña que ha estado involucrado en cuanto asunto turbio y amañado haya ocurrido en la política exterior de la potencia imperialista, sobre todo si se trata de interferir en los asuntos internos de otros estados.

Cómo es posible que un organismo internacional del calibre de la ONU se permita la presencia de un «señor» que fue juzgado y sancionado por su participación en el escándalo Irán-Contras, durante el gobierno de Ronald Reagan, un hombre a quien se le demostró en ese proceso un accionar indigno de un diplomático; q ue sucesivas administraciones tengan que acudir a él, como experto en estos asuntos, puede entenderse; toda vez que después de criticar severamente en mayo de 2016, en un artículo que denuncia a Donald Trump y señala paralelismos entre las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016 y las elecciones de 1972; y después de pasarle «la cuenta», cuando algunos de los asesores ​del Presidente-empresario lo creían «idóneo» para estar en el Gobierno; lo llama en enero de este año para darle la misión de «ocuparse de Venezuela», ya conocemos los resultados; pero de ahí a que se le permita pisar las tribunas de la ONU, eso, para mí, debiera ser harina de otro costal; ¿no les parece?

 

Un comentario en «¿Qué nos falta por ver?»

  1. Muy cierto, porque los gobiernos corruptos se apoyan en personajes corruptos, los estados malvados se apoyan en personas malvadas, las instituciones inmorales se nutren de personas inmorales y este personaje bajo el amparo de el más corrupto, malvado e inmoral gobierno del planeta que es el de Estados Unidos, se hace visible en una organización internacional que debía cuidar de la paz, la democracia, el progreso y el respeto a todos los países.
    La presión de EE.UU. es tal que en la ONU, como en otras instituciones internacionales, se coquetea con personas que deben estar en celdas medievales; pero alguien tiene que desarrollar el trabajo sucio ya que hasta el momento ni Trump ni sus allegados han tenido pantalones para ello y … ¿Quién mejor para hacer trabajo sucio que Elliot Abrams que destila inmundicias, desechos y es capaz de sembrar muerte por todas partes?
    Así van las cosas en este mundo.
    Muy bien por José por opiniones tan atinadas: Mariano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *