home Noticias de portada Crónica de los agradecidos

Crónica de los agradecidos

De: Consejo de Dirección de la UNISS, a toda la comunidad universitaria.

Como si se tratara de un día cualquiera en Santa Cruz de Islote, la universidad espirituana se acaba de apretar en tiempos de retos para marcar una huella teñida de luz ante los ojos de quienes nos miran y ante los propios. Las realidades fueron más que las expectativas.

En días previos a la evaluación externa mirábamos más a los caminos desandados que a lo hecho. Muy corto se nos hacía el tiempo para completar los lados menos claros de la luna; hasta la saciedad se desgastaban los guerreros; hasta en la noche se gestaban los caminos.

Un día, mirando hacia lo nuestro, asombra lo que juntos bien hicimos: los muchachos, que desde su talento asombraron a todos, rozando lo divino. Los colegas del apoyo, sembrando los detalles para el fruto del umbral a lo perfecto; los docentes marcando pautas de todo lo que fuimos.

Y a veces lo cotidiano nos esconde lo que hacemos. Por momentos la dura dinámica del día nos pudo hacer dudar de la mirada, pero la obra nuestra es también el más perfecto equilibrio. Estamos entre el bien y el mal, pero mirando lejos, tal y como en campaña declaramos: con la mirada en la excelencia no es el fin, es solo el medio.

Gracias le damos a los que día a día forjan esta casa nuestra con sus manos, no solo por el coyuntural momento ahora pasado, también por el sudor dejado en estos años, por estar en familia, construyendo el sueño amado y por el resultado fáctico ante quienes nos controlan, por la manera de mover la nave en colectivo.

Se cumplió la profecía de alguien que no vive ya en su tierra: “Trabajemos por la excelencia, en y a través de la imperfección. Las quimeras son útiles y necesarias como las utopías. Persona sin quimera no llega a lugar alguno. El horizonte siempre se divisa a lo lejos; otros, no menos importantes, nos ven en su horizonte, porque este es aquí y ahora, aunque mirando a lo lejos nunca te das cuenta que lo tienes a tus pies. Por eso seguimos “con la mirada en la excelencia”, la incompleta de hoy y la incompleta del mañana, porque la excelencia es, en la realidad concreta, no más que una quimera”.

6 comentarios en “Crónica de los agradecidos

  1. Es cierto que en esta evaluación externa por la JAN se demostró que en la unidad está la fuerza. Ya está demostrado en Cuba que el factor «unidad» desempeña un papel importante en los reveses y victorias de la Revolución. Unidos, en la toma de decisiones y en la acción, se logró transformar la imagen de nuestra universidad, organizarnos para demostrar nuestras fortalezas, etc. Los retos que nos quedan, en su mayoría conocidos con anterioridad por los directivos, profesores, organizaciones políticas en cada área, ya tienen los planes de mejora implementándose.

    Sobre ello voy a hacer referencia a una de las debilidades declaradas en la Facultad de Ciencias Pedagógicas: No se ha logrado un ingreso sostenido de los profesionales del MINED al programa de formación doctoral en Ciencias Pedagógicas. Esa debilidad ya tiene su primera acción, para la mejora, en proceso desde inicios de este año; entre junio y julio próximos estará definido un grupo líder de directivos, reservas de cuadros, maestros y profesores de los municipios y de la Dirección Provincial de Educación, para iniciar el doctorado. Estamos seguros que en el 2024-2025 esto se habrá convertido en fortaleza. Para cumplir esta meta se convoca a todo el potencial académico y científico de la universidad.

    Felicitaciones a toda la comunidad universitaria, en particular a los estudiantes de mi Facultad quienes lograron el 100% de promoción y calidad en los ejercicios integradores de la especialidad y un 94,4% de promoción en las comprobaciones del ciclo Marxismo-Historia (141 estudiantes aprobados de 149 presentados) y a los profesores visitados, todos con clases evaluadas de Excelente.

  2. Parece poesía o es poesía la crónica que se escribe, es prosa poética. Bellas las palabras que lo encierran todo. Ahora el reto es continuar, mantener lo que tenemos, mejorar lo que no se ha concluido y ha sido señalado. Guardar con celo cada evidencia, revisarlo todo antes de darlo por hecho, encontrar mayor coherencia en lo que hacemos, seguir, seguir, seguir mirando siempre a la Excelencia.

  3. Aunque en esta foto no aparezco, en la mirada de cada uno de mis compañeros, está mi sentir. Ese sentir que nos hace cada día estar inconforme con lo que hemos logrado, pero inspirados y motivados para hacer mucho más por nuestra institución, esta institución a quien me debo. Agradecida estoy de mis compañeros, mis estudiantes, mis amigos. Agradecida de trabajar en una universidad donde el compañerismo y el amor nos mueve a todos. Los retos que en lo adelante tendremos que enfrentar, los enfrentaremos con la convicción de que nada nos detendrá para lograr, un día, la Excelencia en todo lo que hacemos.

  4. Hermosa crónica, resume de manera muy diáfana trabajo, empeño, esperanza y compromiso de un colectivo que -ajustado a las exigencias de su tiempo- pone rodilla en tierra y la mirada en el horizonte para dar su mejor aporte a la sociedad que construimos.

  5. Preciosa crónica!!! Qué lástima que no hubiese podido acceder antes a ella, solo por eso es que me atrasé un poco en escribir mi comentario.
    De eso se trata: de seres humanos que pueden y deben, y tienen que marcar la diferencia. Seres que nos debemos a nuestra Revolución y a nuestro empeño de educar. Seres que, si es verdad que no tenemos todo el reconocimiento social que merecemos, contamos con el apoyo de nuestro Partido y nuestro Gobierno.
    Al puebo se educa, al ciudadano se empodera, al niño se corrige. Esa es nuestra misión.
    Me alegro mucho, hoy más que nunca, de ser parte de este colectivo de trabajadores.
    Gracias.

  6. Los que un día, una semana, un mes,,un año y durante estos cinco años no se sintieron parte, deben haberse asombrado con lo que la fuerza, la consagración, el desvelo, el altruismo y el tesón son capaces de conseguir cuando un colectivo se une. Cuando hay unidad, hay confianza, hay armonía, hay motivación y no hay impedimento alguno que se imponga ante una meta. Hemos demostrado que juntos somos capaces de ver el futuro y subir al Tarquino. Le debemos una visita al COMANDANTE ETERNO, artífice fundamental de la obra eterna de la Revolución. Siempre he tenido fe en el futuro y el futuro es de calidad porque un mundo mejor es posible, y porque hemos demostrado durante estos sesenta años de Revolución, que luchamos por ser cada día mejores seres humanos y siendo mejores seres humanos, somos mejores trabajadores y somos más revolucionarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *