home Cultura, Cultura espirituana Los pueblos que se traga el mar (II parte y final)

Los pueblos que se traga el mar (II parte y final)

SANCTI SPÍRITUS.–Que para 2050 Tunas de Zaza y El Médano van a estar con el agua a la cintura o quizá más arriba, en dependencia de las condiciones que aceleran la elevación del nivel del mar, más que un pronóstico es casi una certeza para los investigadores y las autoridades responsabilizadas con implementar la llamada Tarea Vida, el plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático en el país.

A propósito de su comparecencia ante la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en la última sesión del Parlamento cubano, la ministra del Citma, Elba Rosa Pérez Montoya, ratificó a Granma que, sin ser alarmista, esta realidad resulta tangible en cualesquiera de nuestras costas y que incluso una reciente actualización de los estudios al respecto arrojó resultados más preocupantes.

La decisión de mudar los dos poblados del sur espirituano viene martillando desde hace tiempo sobre sus habitantes –2 339 personas en 838 viviendas– y también sobre los demás actores del territorio, que han propuesto la refundación de las comunidades en la zona de Guasimal, relativamente cercana, de manera que se aproveche la infraestructura creada y los hombres del mar puedan seguir vinculados a sus oficios tradicionales.

«Aunque vean lejos el 2050, muchas casas van a ir quedando bajo agua. Ellos no comprenden el peligro. El mar está entrando también por abajo, deteriorando los cimientos, el salitre es muy agresivo y en algún momento se van a caer las casas. Todo va a desaparecer», considera Madelén de Armas, jefa de Ordenamiento Territorial en la Dirección Provincial de Planificación Física.

–¿Y para cuándo sería la mudanza?, pregunta Granma.

–En el 2030 debe estar todo listo.

Para Leonel Díaz Camero, delegado del Citma en la provincia, uno de los mayores problemas que afronta hoy la decisión es la baja percepción de riesgo entre los habitantes del lugar: «Tunas de Zaza y El Médano se encuentran en una posición extremadamente vulnerable, la penetración del mar va a ser permanente. Allí se han hecho acciones de educación ambiental, pero hace falta más trabajo de sensibilización con la gente».

–¿Quién decide cómo, cuándo y hacia dónde se mudan Tunas y El Médano?

–El país quiere que se decida colectivamente, hay que trabajar con la percepción del problema, convencerlos y llegar a un acuerdo.

–Algunos dicen que sus casas no se afectan, ¿las inundaciones dañan toda la comunidad o solo sus partes bajas?

–Puede ser que haya una zona con determinada altura donde las casas no se inunden, pero si quedan aislados, incomunicados una semana y sin servicios, están afectados. Esa sería la minoría, porque hemos medido hasta dónde llega el agua cuando el mar sube (hasta tres metros) y no hay ninguna zona en Tunas que tenga más de tres metros de altura sobre el nivel del mar.

–¿La construcción de casas en un segundo nivel y de muros en la costa, como sugieren algunos, remediaría la situación o constituye solo un espejismo?

–Es un espejismo, porque tendrían que hacer una muralla y rodear al pueblo, que le entra agua por todas partes. Va a ser difícil convencerlos. Se escogió un lugar cercano porque ya cuenta con un grado de urbanización e infraestructura que permite disminuir los costos del traslado para el Estado. Además, para que sigan manteniendo su cultura; para que sigan viviendo del mar, que es una actividad muy lucrativa y es lo que quieren; para que la afectación sicológica y económica sea la mínima. Pero hay que convencerlos porque se tienen que ir, no pueden vivir dentro del agua.

PRINCIPALES ZONAS DE RIESGO:

  • Sur de las provincias de Artemisa y Mayabeque.
  • Litoral norte de La Habana, el poblado de Guanabo y la cresta de arrecifes que colinda con la provincia de Mayabeque.
  • La bahía de La Habana y sus cuencas tributarias.
  • La Zona de Desarrollo Especial del Mariel.
  • Varadero con sus corredores turísticos y el litoral de la bahía de Cárdenas.
  • Los cayos turísticos de Villa Clara, el corredor turístico de la ciudad de Caibarién y los cayos del Norte de Ciego de Ávila.
  • Otras costas del Norte y Sur del archipiélago con particular importancia por la sensibilidad de los acuíferos subterráneos abiertos al mar.
  • La zona costera del norte de Camagüey, el Polo de Santa Lucía y la ciudad costera de Nuevitas.
  • El litoral norte de Holguín.
  • La bahía de Santiago de Cuba.
  • Las ciudades costeras de Manzanillo y Niquero.

FUENTE: INFORME DEL MINISTERIO DE CIENCIA, TECNOLOGÍA Y MEDIO AMBIENTE A LA ASAMBLEA NACIONAL.

TAREA VIDA, PRECISIONES

Corresponde al Ministerio de Educación Superior (MES), como organismo formador, una elevada responsabilidad en el propósito de incrementar la percepción del riesgo, el nivel de conocimiento y el grado de participación de toda la población en el enfrentamiento al cambio climático.

Entre los proyectos impulsados por el MES se encuentran: el mejoramiento fitosanitario en cultivos de interés económico; la propagación in vitro de variedades resistentes a la sequía y salinidad; metodologías y sistemas de alerta para el manejo integrado de la zona costera; aportes de tecnologías que incrementan la eficiencia energética; y la participación de la comunidad universitaria en la siembra de mangle y el fomento de cercas vivas.

El Presidente Díaz-Canel ha insistido en la importancia de que los graduados en la Educación Superior salgan de las aulas con conocimientos sobre la Tarea Vida que los doten de un pensamiento más coherente con relación al tema.

La provincia de Las Tunas es una de las más afectadas por el impacto del cambio climático y con menor cobertura boscosa en el país. Entre otras vulnerabilidades, se evidencia en la actualidad un incremento de las inundaciones costeras ante la influencia de eventos hidrometeorológicos; el ascenso de la temperatura media anual; el aumento de la intrusión salina en los acuíferos abiertos al mar, con la consecuente degradación de los suelos; así como la intensificación de la sequía, es la provincia con más bajo promedio de precipitaciones anuales en el país.

Las autoridades del Gobierno tunero implementan un plan que incluye 51 tareas, fundamentalmente en los municipios de Puerto Padre, Jesús Menéndez, Manatí y Amancio Rodríguez, en los cuales se evidencian las mayores vulnerabilidades. Como parte de dichas acciones, se han actualizado los planes de ordenamiento en los asentamientos costeros; se reforestaron 19 hectáreas de mangle; y se cumplió con la limpieza y reforestación para proteger la zona de la playa arenosa de Covarrubias, en el municipio de Puerto Padre.

También en Las Tunas han sido introducidas 25 nuevas variedades de viandas, hortalizas y granos más resistentes a los impactos de la sequía; se beneficiaron ocho kilómetros de canales de riego en los municipios de Jesús Menéndez y de Manatí; al tiempo que se ejecutaron acciones para el abasto de agua en zonas con intrusión salina.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros ha señalado la trascendencia de priorizar la reforestación en ese territorio otriental dada la elevada desertificación que se manifiesta en sus suelos y de introducir tecnologías de avanzada para el riego.
(FUENTE: CHEQUEO DEL PRESIDENTE DE LOS CONSEJOS DE ESTADO Y DE MINISTROS A LOS PROGRAMAS DE LA TAREA VIDA Y PARA LA CONSERVACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA, MAYO 2019).
 
LO QUE DICE LA NUEVA CONSTITUCIÓN

ARTÍCULO 11. El Estado ejerce soberanía y jurisdicción:

b) sobre el medio ambiente y los recursos naturales del país;

ARTÍCULO 16. La República de Cuba basa las relaciones internacionales en el ejercicio de su soberanía y los principios antiimperialistas e internacionalistas, en función de los intereses del pueblo y, en consecuencia:

f) promueve la protección y conservación del medio ambiente y el enfrentamiento al cambio climático, que amenaza la sobrevivencia de la especie humana, sobre la base del reconocimiento de responsabilidades comunes, pero diferenciadas; el establecimiento de un orden económico internacional justo y equitativo y la erradicación de los patrones irracionales de producción y consumo;

ARTÍCULO 75. Todas las personas tienen derecho a disfrutar de un medio ambiente sano y equilibrado.

El Estado protege el medio ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo sostenible de la economía y la sociedad para hacer más racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
11 × 20 =