home Noticias «La voluntad del país es que haya oferta en el mercado»

«La voluntad del país es que haya oferta en el mercado»

Tomado de Granma

La voluntad del país es que haya ofertas en el mercado y no regular todo el comercio minorista, aunque las circunstancias obligan a tomar medidas coyunturales con el propósito de evitar el acaparamiento y la especulación, y favorecer una distribución equitativa, destacó Betsy Díaz Velázquez, ministra del Comercio Interior, quien dio a conocer una serie de medidas de regulación de productos alimenticios seleccionados para el mes de junio.

En palabras de la titular del sector,  este mes se mantendrán como productos controlados el chícharo, con un per cápita de distribución por persona a razón de diez onzas, y la salchicha, por composición de núcleos, con una frecuencia trimestral.

Se mantendrá liberado-regulado el pescado, hasta cinco unidades; el arroz hasta diez libras; los frijoles hasta cinco libras; el pollo hasta cinco kilogramos (continúa prohibida la venta en cajas) y se incorporará la harina de trigo hasta dos kilogramos.

En el caso del pescado, este mes se venderá en las provincias, excepto en la capital, de forma liberada-regulada en la red de mercados ideales al mismo precio ofertado en La Habana, de 20 pesos la libra.

Los productos de aseo también entrarán en esta categoría y se ofertarán dos unidades de jabones de lavar, tres de tocador, una de crema dental y un litro de detergente por persona.

Sobre estos, la Ministra realizó un llamado de tranquilidad porque existen mercados complementarios, que son las cadenas de tiendas donde hay disponibilidad. «Aunque no son los mismos precios, estos productos se han ido monitoreando y hay cantidades que permiten a la población tener acceso a ellos», agregó.

Díaz Velázquez comentó que en las provincias se está impulsando el trabajo con los productos alternativos de los centros de elaboración en la industria alimentaria y la pesca (croquetas, albóndigas, hamburguesas), que en su momento se irán ubicando en la red de ­carnicerías sin subsidios como otra variante para la población.

En el caso de los trabajadores por cuenta propia, podrán seguir comprando los productos en los mercados designados para ello mediante acreditación, estableciéndose registros de anotación. Como novedad se incorporará la venta de harina de trigo hasta diez kilogramos en el mes, aunque a los panaderos/dulceros se les ofertará hasta cien.

La acreditación ante el establecimiento se realiza con el carné de trabajador por cuenta propia y con su código NIT; y se priorizará la venta en aquellas unidades que tengan POS, apuntó la Ministra.

PRECISIONES

  • Venta normada: se realiza en la red de bodegas y carnicerías –canasta familiar y dietas médicas– a precios subsidiados y se anota en la libreta de abastecimiento para su control.
  • Venta controlada-liberada: se realiza en la red de bodegas y carnicerías a precios sin subsidiar, se vende según la disponibilidad y se anota en la libreta para su control.
  • Venta liberada-regulada: se realiza en la red de venta liberada –mercados industriales, mercados ideales y bodegas seleccionadas–, a precios sin subsidiar; la venta es liberada, se regula la cantidad máxima por persona y no se anota en la libreta de abastecimiento.

EN CIFRAS

-19 productos alimenticios conforman la canasta familiar y las dietas médicas en la venta normada

– 11 138 625 consumidores

-125 850 toneladas de productos mensuales se reparten en bodegas y carnicerías

– 1 324 850 dietas médicas son atendidas a lo largo de todo el país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
19 − 7 =