home Entre universidades Más allá de Google: buscadores que quizá no conozca

Más allá de Google: buscadores que quizá no conozca

Tomado de Juventud Rebelde

Si de buscar en internet se trata, ya hasta existe un verbo híbrido: googlear. Aunque la Fundación del Español Urgente prefiera guglear, o la perífrasis «buscar en Google», lo cierto es que esta herramienta ha calado en lo popular para convertirse en un término que la mayoría conoce y emplea a diario en su vida cotidiana.

Pero, ¿qué alternativas existen a Google cuando de encontrar contenido en internet se trata? En esta entrega presentamos algunas opciones que quizá no conozca y pueda emplear a la hora de localizar algo en la red de redes.

Los motores de búsqueda que a continuación relacionamos permiten obtener resultados diferentes, ya que cada uno emplea un algoritmo propio y, por tanto, los criterios varían con respecto a Google.

Algunos son eficientes para la búsqueda de imágenes, otros se enfocan en la seguridad de los usuarios y, a modo de bono, le traigo uno que es capaz de mostrar páginas web tal y como fueron años atrás.

BING

Bing es el buscador de Microsoft y viene de serie en el navegador Edge. De acuerdo con Statista, un portal alemán de estadísticas online, Bing tenía una cuota de mercado de 4,81 por ciento hasta el pasado abril; Google acapara cerca del 90 por ciento de dicha cuota.

Asimismo, este es el buscador predeterminado para las búsquedas de contenido que se hacen desde la barra de búsqueda de Windows 10, lo cual puede elevar mínimamente su porcentaje de uso. De forma general devuelve resultados bastante certeros.

DUCKDUCKGO

Una alternativa eficiente a Google es DuckDuckGo, herramienta que, según se afirma en sus condiciones, no rastrea a sus usuarios.

Este buscador puede extender las peticiones de búsqueda del usuario a otros motores, pero no comparte con ellos sus datos.

Al igual que como sucede con Google, DuckDuckGo cuenta con una función de texto predictivo, de forma que el motor «adivina» los términos mientras el usuario escribe.

YAHOO!

Durante buena parte de la década de 1990 e inicios de los 2000 Yahoo! fue el Google moderno. La explosión de la burbuja .com —la primera crisis financiera provocada por internet— afectó a esta compañía de forma tremenda.

Desde hace muchos años Yahoo! integra un motor de búsqueda, y en octubre de 2015 acordó aunar esfuerzos con Google para emplear sus mismas fuentes en la devolución de resultados.

Quizá un poco de uso con la herramienta le brinde una alternativa agradable al usuario.

ASK

El nombre de este buscador, Ask, que significa pregunta en inglés, viene porque literalmente se trataba de que los usuarios hacían sus búsquedas como interrogaciones, y muchas eran respondidas por otros usuarios.

Este motor de búsqueda quizá es conocido por aparecer como un (molesto) complemento de instalación en muchos programas de Windows, a veces hasta sin consentimiento del usuario.

Los resultados actuales que ofrece este motor de búsqueda son bastante pobres en comparación a los de Google o Bing, pero lo incluimos por ser una herramienta para encontrar contenidos en internet.

WOLFRAMALPHA

Los creadores de WolframAlpha afirman que este es un motor de búsqueda de conocimiento computacional que puede proporcionar datos y cálculos avanzados estructurados.

Digamos que la herramienta cuenta con opciones de búsqueda para operaciones matemáticas, característica que la hace única. En lugar de ofrecer un listado de documentos o direcciones web, también muestra una respuesta directa a una pregunta basada en datos. ¿Interesante, verdad?

STARTPAGE

«No te rastreamos. No recopilamos datos para un perfil de tus datos», afirma Startpage, otra herramienta de búsqueda, en su política de privacidad.

Al emplear esta herramienta la consulta se realiza sin agregar metadatos para relacionarlos con el usuario, y se excluyen información personal, dirección IP, tipo de navegador, entre otros que sí son recopilados por Google.

Para los resultados, Startpage envía la búsqueda a Google, y luego la devuelve al usuario. Digamos que en este caso actúa a modo de cortafuegos para beneficiarse de la potencia del megabuscador, al tiempo que mantiene la privacidad de los usuarios.

C.U.B.A.

En nuestro país contamos con el sistema de contenidos unificados para búsqueda avanzada (C.U.B.A), desarrollado por la Universidad de las Ciencias Informáticas, una herramienta que brinda resultados enfocados en los sitios web nacionales.

Además, C.U.B.A. cuenta con un directorio nacional, permite al usuario crearse una cuenta para compartir con otros y brinda un servicio de localización por mapas, entre otras facilidades.

LA MÁQUINA DEL TIEMPO

¿Cómo lucía cualquier sitio web hace años? A esta pregunta brinda respuesta el motor Archive.org, el cual permite un «viaje en el tiempo» a partir de su amplio sistema de repositorios.

El sitio asegura que cuenta con más de 366 000 millones de páginas web recopiladas a través de los años. Este fondo de conocimiento universal permite encontrar registros que hoy no están disponibles en línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *