home Noticias 4 de octubre: Día Mundial de los Animales

4 de octubre: Día Mundial de los Animales

En el año 1929, el 4 de octubre fue declarado Día Mundial de los Animales, por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal en congreso celebrado en Viena. En 1980 el papa Juan Pablo II, declaró a san Francisco de Asís patrono de los animales y de los ecologistas, momento a partir del cual esta celebración tomó más auge a nivel mundial, celebrándose en muchos países con la «bendición de las mascotas».

A partir del 4 de octubre de 2003, organizaciones inglesas defensoras de los animales decidieron organizar un evento anual y, desde entonces, el número de eventos para conmemorar esta fecha ha ido abarcando varios países del mundo.

El propósito central de esta fecha es recordar la importancia de todas las especies animales con quienes compartimos el planeta, quienes las más de las veces son víctimas de nuestro egoísmo, sadismo y crueldad. Sin embargo, a través de la educación y la difusión de las actividades de los defensores de los animales, se intenta crear una nueva cultura del respeto y sensibilidad, en la cual afortunadamente cada vez más gente intenta, en la medida de sus posibilidades, hacer de este mundo un sitio más justo para todos.

En esta fecha se celebra la vida animal en cualquiera de sus formas, y se planean eventos especiales alrededor de todo el mundo: refugios de animales realizan recaudaciones de fondos y días abiertos; grupos de vida salvaje organizan exposiciones de información; escuelas toman proyectos de trabajo relacionados con los animales e individuos, y grupos de amigos o compañeros de trabajo, hacen donaciones a beneficencias de animales o se comprometen a patrocinar un refugio animal.

Interrogante Siglo XXI: ¿tradición o crueldad animal?

Durante décadas, animales salvajes fueron robados de la selva para tenerlos en cautiverio y hacerlos trabajar en circos. Elefantes, leones, monos y tigres de bengala son las especies más perjudicadas. (Amanda Mustard/The New York Times)

Durante décadas, animales salvajes fueron robados de la selva para tenerlos en cautiverio y hacerlos trabajar en circos. Elefantes, leones, monos y tigres de bengala son las especies más perjudicadas (Amanda Mustard/The New York Times).

Durante el siglo XX, en Argentina y en el mundo, salieron a la luz los reclamos en favor de los derechos de los animales. El 29 de abril de 1908, Argentina celebró la primera fiesta por el Día del Animal de la mano de Ignacio Albarracín, el primer proteccionista argentino, secundado por Juan Domingo Perón.

Los pioneros marcaron el camino a lo que siguió como el proteccionismo en Argentina, en América y Europa. Las voces se aunaron para pedir, primero, por el fin de las tradiciones que implicaban la presencia de un animal y muchas, paradójicamente, eran (aún son) festividades religiosas como las corridas de toros, la Peregrinación Gaucha o distintas celebraciones cristianas que implican caravanas de carros tirados por caballos que recorren cientos de kilómetros. Del otro lado del mundo, el Festival de Yulín, es una de las más repudiadas, al igual que la matanza de ballenas de Feroe.

 Tauromaquia, en España. (Foto: EFE)

África también practica actividades que implican la muerte de animales y estas tienen la oposición de gran parte de la sociedad, entre ellas: la matanza del león Cecil , así como la matanza de elefantes para comercializar sus colmillos.

En ese continente “las cinco grandes especies más solicitadas por su piel para ser vendidas legalmente son: el cocodrilo del Nilo, los lobos marinos, la cebra de montaña de Hartmanns, el elefante africano y el hipopótamo común. Las cinco pequeñas especies de mayor demanda para uso como mascotas exóticas y venta legal son: la pitón real, el loro africano gris, el escorpión emperador, la tortuga leopardo y el varano de sabana”, aseguró el último informe de la organización World Animal Protection.

Las industrias, en muchos casos, provocan efectos devastadores contra los animales y el medio ambiente: en los últimos 30 años, la explotación de la palma para aceite destruyó los bosques nativos y redujo en un 50% a la población de oragutanes en Borneo. También la contaminación en los mares y océanos pone en peligro las pocas especies que siguen sobreviviendo.

La historia que vincula la fecha con San Francisco de Asís

El monje que caminaba con sandalias y vestía una túnica marrón tenía la capacidad de comunicarse con los animales. Esa es la afirmación que hacen de él los relatos sobre su vida que también aseguran que fue la primera persona capaz de concebirse a sí mismo en relación con las demás especies de la Tierra, a las que consideraba «criaturas de Dios”.

705 años después de su muerte, y ante un peligro inminente, un grupo de ecologistas reunidos en Florencia, Italia, celebraron una convención para alertar sobre las especies que estaban al borde de la extinción. Corría el año 1931 y concluyeron que era necesario proteger a las especies animales que ya estaban desapareciendo, así determinaron que habría un día al año para reflexionar sobre ello: se instauró entonces el 4 de octubre como el “Día Mundial de los Animales”.

La fecha toma los primeros minutos del fallecimiento de Francisco de Asís, a quien en 1980 el papa Juan Pablo II declaró “Patrono de los animales y de los ecologistas”.

La historia de San Francisco de Asís

Entre sus enseñanzas dejó la de comprender cuál es nuestro lugar en la Tierra, ya que el bienestar de la raza humana está integrado al bienestar de todo los animales y el medio ambiente.

Entre sus enseñanzas dejó la de comprender cuál es nuestro lugar en la Tierra, ya que el bienestar de la raza humana está integrado al bienestar de todo los animales y el medio ambiente.

Giovanni di Pietro Bernardone, más tarde Francisco de Asís, nació en 1182 en Italia y dedicó su vida al servicio religioso. Fundó la Orden Franciscana y otras dos también surgidas bajo la autoridad de la Iglesia católica en la Edad Media. Fue hijo de un comerciante adinerado, pero renunció a las riquezas de su familia.

En septiembre de 1225, en un monte y luego de 40 días de ayuno, recibió los estigmas, heridas que le provocaron mucho dolor durante el resto de su vida. Murió a la medianoche del 3 de octubre de 1226.

Entre sus enseñanzas dejó la de comprender cuál es nuestro lugar en la Tierra, ya que, según sus preceptos, el bienestar de la raza humana está integrado al bienestar de todo los animales y el medio ambiente.

Si esos reclamos hoy son tomados, en muchos casos, a la ligera, mucho más lo fue en la época de Francisco: sus ideas eran vistas como una total rareza, pero él las siguió profesando al punto de despojarse de todas las riquezas materiales y dedicar su vida a servir y ayudar a sus semejantes, incluidos todos los animales puesto que los consideraba “hijos de Dios” y llamaba “hermanos”.

Frases célebres de San Francisco de Asís

“He visto hombres encadenando y privando de su libertad a seres vivos solo para su goce y diversión, y los domingos van a la Iglesia agradecidos, prometiéndole amor eterno a Dios y suplicándole para que se acaben las peleas, matanzas e injusticias para los más desprotegidos cuando ellos mismos las desatan”.

“Si existen hombres que excluyen a cualquiera de las criaturas de Dios del amparo de la compasión y la misericordia, existirán hombres que tratarán a sus hermanos de la misma manera”.

(Foto: Subsecretaría de Turismo de Puerto Deseado)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
46 ⁄ 23 =