home Cultura, Cultura espirituana Declaración del Departamento de Historia y Marxismo de la UNISS en apoyo a Lula

Declaración del Departamento de Historia y Marxismo de la UNISS en apoyo a Lula

Compatriotas:

Innumerables han sido los procesos judiciales controvertidos, de los cuales la humanidad, espantada e indignada, ha sido testigo en los dos últimos siglos del devenir histórico. El juicio llevado a cabo por los fascistas alemanes contra Jorge Dimitrov, la injusta ejecución de los esposos Rosenberg acusados de ser espías soviéticos; el sumario contra Nelson Mandela, condenado a largos años de encierro por su lucha contra el odioso y racista régimen del Apartheid; la apariencia judicial realizada en una pequeña sala de enfermería contra el líder indiscutible de nuestra Revolución, y los amañados juicios contra los Cinco Compatriotas Cubanos, son solo algunos ejemplos.

Ahora, en 2019, cuando resultaría increíble e impensable que hechos como estos se repitieran, la derecha fascistoide, movida por los hilos invisibles de la hegemonía imperialista, se convierte en la ejecutora de un acto ridículo y absurdo.

Un show mediático, un espectáculo disfrazado de  “justicia y legalidad” falsas en el que, paradójicamente, los verdaderos ladrones, vestidos de jueces y fiscales, intentan empañar la imagen de un hombre que, si de algo es culpable, es de haberse colocado del lado de los oprimidos. Un proceso plagado de irregularidades y violaciones con el que a Lula se le ha impedido la libertad condicional y el derecho a un juicio justo. No se respetó el derecho que tiene cualquier acusado a permanecer en libertad hasta que se agoten todos los recursos de la defensa o se compruebe su culpabilidad. A Lula se le ha negado la comunicación con su defensor, se le ha imposibilitado el acceso a la información relacionada con su caso, se le ha privado de las visitas de familiares, compañeros de su Partido; e incluso, sus acusadores arañaron los límites de la crueldad al obstaculizarle y entorpecer aquellas horas en que pudo acompañar a sus seres queridos en la dolorosa pérdida del nieto amado.

La maniobra contra Lula rebasa el deseo de cercenar su retorno a la presidencia. Se trata de convertirlo en cadáver político y de meter en el mismo féretro a su Partido (que es lo mismo que decir la izquierda política brasileña).

Amigo Lula, intentan asesinar tu imagen política, pretenden aniquilar tu ejemplo, mancillar el símbolo que representas para tu sufrido pueblo brasileño y para tantos otros pueblos del mundo. Pero no lo logran; tu ejemplo se agiganta cada día, se multiplica en cientos, miles, millones de voces que claman justicia; se convierte en un abrumador eco que hace realidad aquellas palabras tuyas, dichas ante las puertas de la cárcel que pretendía aprisionar tu cuerpo mas no tu espíritu:  «Voy a cumplir la orden de cárcel (…) y cada uno de ustedes se trasformará en un Lula».

Y así ha sido, Lula, porque te has convertido en un símbolo; en un paradigma que trasciende los límites geográficos de esta Nuestra América, y que se escucha y se reproduce en lugares tan lejanos como la fría Islandia, en los calurosos desiertos del Medio Oriente, en las volcánicas tierras del Japón y hasta en las desoladas estepas rusas. Desde allá también te llegan el apoyo y el cariño.

Los profesores del Departamento de Historia y Marxismo, y los estudiantes de su carrera homóloga,  más cercanos a ti en distancia y corazón, ofrecemos nuestra total incondicionalidad hacia tu persona, tus ideales y tu lucha; y denunciamos hoy la mentira, la falacia y el engaño en el que han intentado sumergir tu nombre.

Hermano Lula, puedes hacer tuyas las palabras con las que, otro grande de la Historia, concluía su autoalegato de defensa aquella jornada del 16 de octubre de 1953: “¡Condenadme!, no importa, la Historia me absolverá!”

La Historia, tu pueblo, y todos aquellos que sueñan y luchan por un mundo mejor, ya te han absuelto.

¡LULA LIVRE!

¡VIVA LULA!

¡LIBERTAD Y JUSTICIA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *