home Cultura, Cultura espirituana Una mirada a los proyectos de leyes de organización y funcionamiento que analizará la Asamblea Nacional

Una mirada a los proyectos de leyes de organización y funcionamiento que analizará la Asamblea Nacional

Tomado de Granma

Los proyectos de leyes de organización y funcionamiento de la Asamblea Nacional del Poder Popular y el Consejo de Estado, así como de las asambleas municipales y de los consejos populares, dados a conocer recientemente, previo a su discusión en el Parlamento, consolidan la base democrática de nuestro sistema político y refuerzan la institucionalidad.

La Carta Magna, en sus Disposiciones Transitorias Séptima y Novena, mandata a la Asamblea Nacional a aprobar, en el plazo de uno y dos años de vigencia de la Ley de Leyes, los reglamentos de estos órganos, los cuales deben ser coherentes con todos los cambios introducidos en la estructura del Estado, a todos los niveles.

PROYECTO DE LEY DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LA ASAMBLEA NACIONAL DEL PODER POPULAR Y EL CONSEJO DE ESTADO

Desde la propia fundamentación de este Proyecto se reitera que, de conformidad con el modelo institucional del Estado Socialista cubano, la Asamblea Nacional, el Consejo de Estado y el Presidente de la República instituyen los órganos de mayor jerarquía estatal, condición que se expresa en sus atribuciones y en las relaciones que establecen con los demás órganos estatales y la sociedad en general.

De ahí la importancia, según explicita el documento, de regular coherente y articuladamente, mediante una ley, la organización y funcionamiento de estos órganos, de conformidad con el nuevo marco constitucional, para garantizar el pleno desarrollo de la actividad del Estado cubano en su nivel superior y el adecuado cumplimiento de sus atribuciones.

El Proyecto de Ley, dividido en tres títulos, integra las regulaciones principales vigentes, referidas a la organización y funcionamiento tanto del Parlamento como del Consejo de Estado, las cuales serán derogadas con su entrada en vigor:

Reglamento de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Reglamento de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Acuerdo del Consejo de Estado de agosto de 2018 (Reglamento del Funcionamiento interno del Consejo de Estado).

Destacan, entre los aspectos significativos:

Establecer como principio que la toma de posesión de los principales cargos del Estado se realiza ante la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Desarrollar con precisión las atribuciones constitucionales de la Asamblea Nacional y del Consejo de Estado, tomando como referentes las normativas vigentes, con énfasis, por lo novedoso, en el control de la constitucionalidad de las leyes, decretos presidenciales, decretos-leyes, decretos y demás disposiciones

normativas. Así como lo relativo a la interpretación de la Constitución y de las leyes por ambos órganos.

Establecer, en el proceso general de la rendición de cuenta, el requerimiento de un dictamen emitido por la comisión permanente o temporal encargada de ello.

Precisar que la convocatoria a consultas populares, referendos y plebiscitos por la Asamblea Nacional, además de las exigencias constitucionales en tal sentido, podrá ser interesada por los diputados, las comisiones permanentes y los restantes órganos superiores del Estado, y la decisión de efectuarlos se adoptará mediante acuerdo del Parlamento, quien encargará al Consejo de Estado la atención del proceso en coordinación con el Consejo Electoral Nacional.

Definir que el Consejo de Estado sesiona cada dos meses con carácter ordinario y extraordinario cuantas veces lo convoque su Presidente o lo interese el Presidente de la República.

Determinar que el Consejo de Estado ejercerá la atribución constitucional de control y fiscalización, auxiliado por las comisiones de trabajo de la Asamblea Nacional o las que acuerde establecer al respecto, y podrá convocar, a tales efectos, a los jefes de los órganos u organismos del Estado para analizar el desarrollo y el cumplimiento de las decisiones adoptadas por la Asamblea Nacional o el propio órgano.

Instituir que la Asamblea Nacional y el Consejo de Estado establecen con los órganos locales del Poder Popular relaciones de control, así como de coordinación y recomendaciones.

PROYECTO DE LEY DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LAS ASAMBLEAS MUNICIPALES DEL PODER POPULAR Y LOS CONSEJOS POPULARES

Este Proyecto de Ley define la organización y funcionamiento de las asambleas municipales del Poder Popular y de los consejos populares, de acuerdo con el diseño previsto para estos órganos en la Constitución de la República, al tiempo que ratifica a la asamblea a ese nivel como el órgano superior del Estado en los municipios.

De igual modo, desarrolla el concepto del consejo popular como un órgano local del Poder Popular, que representa a la población de la demarcación donde actúa, y ejerce el control sobre las entidades de producción y servicios de impacto local.

ESTRUCTURA DEL PROYECTO EN CIFRAS

3 Títulos

32 capítulos

42 secciones

210 artículos

1 disposición

2 disposiciones finales

MODIFICACIONES MÁS NOTABLES

Se incluye entre las atribuciones de las Asambleas Municipales del Poder Popular que estas puedan, de conjunto con su Consejo de la Administración, establecer relaciones de cooperación con otros municipios para la realización de fines comunes.

Establece que la Asamblea Municipal se pronuncia en sus decisiones mediante acuerdos y ordenanzas.

Adiciona a las atribuciones del Presidente de la Asamblea Municipal las que le permiten relacionarse con el Consejo de la Administración y el Intendente.

Desarrolla la participación popular local en el ejercicio y control del poder y propone que la convocatoria a consulta popular se decida mediante acuerdo de la Asamblea Municipal, a instancias de su Presidente, de sus comisiones permanentes de trabajo o de un tercio de sus integrantes.

Se incorpora el derecho de la población de proponer a la Asamblea Municipal el análisis de temas de su competencia y analizar, a petición de los ciudadanos, los acuerdos y disposiciones propias o de autoridades municipales subordinadas, por estimar que lesionan sus intereses, tanto individuales como colectivos.

Regula que la Asamblea Municipal aprueba el carácter profesional de los cargos de Presidente de las comisiones permanentes de trabajo que, atendiendo a la relevancia de su gestión y las características del municipio, así lo requieran, oído el parecer del Consejo de Estado.

Eleva a seis el mínimo de sesiones ordinarias que debe realizar la Asamblea Municipal.

Adiciona, a los derechos de los delegados, el de ser atendidos por los dirigentes administrativos que interesen y el deber de estos de atenderlos, tramitar y buscar las soluciones posibles a los asuntos que estos les plantean, que sean de su competencia, responder a ellos y cuando sea necesario a sus electores.

Se incluye como causa de cese en funciones de los delegados el abandono del cargo. Y si un delegado a la Asamblea Municipal cesa en funciones por abandono del cargo o revocación, no puede ocupar nuevamente esta responsabilidad hasta concluidos dos periodos de mandato posteriores a ello.

Ratifica que el control que realiza el Consejo Popular con la participación de delegados y electores tiene carácter popular y es independiente del que realizan las entidades administrativas correspondientes.

Establece que el Consejo Popular, con la presencia de los principales actores de la comunidad y de electores de la demarcación, evalúa sistemáticamente la atención a los planteamientos, así como la solución de estos y adopta acuerdos dirigidos a dar seguimiento a los compromisos contraídos.

Precisa que las relaciones del Consejo Popular con las entidades de subor-

dinación municipal se establecen mediante su Presidente, y las relaciones de este órgano con las entidades de otra subordinación se constituyen a través del Presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular.

Una vez entrada en vigor la Ley se derogan:

Reglamento de las Asambleas Municipales del Poder Popular de septiembre de 1995.

Ley No. 91, de los Consejos Populares, de julio de 2000.

Reglamento de las Asambleas Municipales del Poder Popular de las provincias de Artemisa y Mayabeque, de octubre de 2013.

Fuente: Proyectos de Leyes publicados en el sitio web de la ANPP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
23 − 8 =