home Noticias de portada Los orígenes cuentan

Los orígenes cuentan

Por: José F. Echemendía Gallego. Profesor de la UNISS
 
En los días que corren se ha amplificado en las redes sociales el enfrentamiento ideológico entre los que defienden la Revolución Cubana y aquellos que la atacan, sean cubanos o no. El protagonismo de este enfrentamiento lo ha catalizado una canción (Patria y vida) interpretada por un grupo de cantantes cubanos que, en su mayoría, decidieron recientemente ponerse a la orden de los que hace más de 60 años pretenden revertir el sistema social de la mayor de las Antillas.
 
La canción la han convertido en la punta de lanza de los afanes neoplatistas de la más recalcitrante derecha radicada en Miami, han apostado todo a imponer un cambio en el sentimiento político de la mayoría de los cubanos.
 
Sin embargo, en la práctica, suena falso, la idea de sustituir una consigna histórica como la de Patria o Muerte, expuesta por el Comandante en Jefe en la concentración popular convocada el 5 de marzo de 1959, en las exequias de cerca de un centenar de víctimas en la voladura del vapor La Cubre, cargado de pertrechos militares para fortalecer la defensa de la naciente revolución, «…nuevamente no tendríamos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos la lucha revolucionaria: la de la libertad o la muerte.
 
Solo que ahora libertad quiere decir algo más todavía: libertad quiere decir patria. Y la disyuntiva nuestra sería ¡Patria o Muerte!”; un pueblo enardecido, decidido a defender con uñas y dientes su conquista, asumiría aquellas palabras de su líder como un grito de resistencia y de lucha, que hasta hoy nos acompaña, o mejor, nos define.
 
En tanto la repetida Patria y vida, por más que les duela, también fruto de Fidel Castro años después, en otro contexto; reaparece ahora de manos de mercenarios que no «hicieron la tarea», pues de haber sabido que también era una frase expuesta por el Comandante invicto, de seguro no la habrían usado.
 
Esta propuesta es fruto de un «parto» fuera de término, concebido en las frías y comedidas mesas de banquetes festivos ilusionados con la caída de la Revolución Cubana; las grandes y trascendentes frases que han guiado y guían a los pueblos en su lucha son el resultado de la levadura progresista y de la lucha de los hombres en la conquista y defensa de la libertad y la independencia; nunca de la opresión, el odio y el sometimiento.
 
Es grande, bien grande la diferencia; por siempre #PatriaOMuerte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *