home Entre universidades Mella: la mítica vida de un cubano fundador

Mella: la mítica vida de un cubano fundador

Tomado de Granma

El 25 de marzo de 1903 nace, en La Habana, Nicanor Mc Partland y Diez, hijo de una irlandesa y un dominicano. Era nieto del prócer Matías Ramón, uno de los padres fundadores de la patria dominicana.

En noviembre de 1922 fue fundada la revista Alma Mater. En su primer número, un editorial, titulado Nuestro credo, proclamaba que su equipo redactor compartía la actitud de los estudiantes que se enfrentaban a la injerencia estadounidense en Cuba. La revista era administrada por Nicanor Mc Partland y Diez.

El 20 de diciembre de 1922 se funda la Federación Estudiantil Universitaria, cuyo primer secretario fue Nicanor Mc Partland y Diez. Con la vista puesta en la reforma universitaria inspirada en la de Córdoba, Argentina, al explicar el alcance de lo que se proponía, Nicanor escribiría: «No hay ningún socialista honesto que suponga factible reformar toda esta vieja sociedad paulatinamente hasta sacar de ella una nueva y flamante como en las viejas utopías. La condición primera para reformar un régimen –lo ha demostrado siempre la historia– es la toma del poder por la clase portadora de esa reforma. Actualmente, la clase portadora de las reformas sociales es la clase proletaria».

La primera línea de los estatutos de la Universidad Popular José Martí, fundada el 3 de noviembre de 1923, decía: «La clase proletaria funda, profesa y dirige la Universidad Popular». El régimen de Gerardo Machado lo tenía claro, en la causa 1428 abierta contra la universidad se leía: «su fin no es otro que continuar por ese medio y en esos lugares la propaganda revolucionaria, con el objeto de conseguir adeptos y en un momento determinado producir una revolución armada para el logro de sus propósitos». El artífice de ese primer empeño de alianza entre estudiantes universitarios y obreros fue Nicanor Mc Partland y Diez.

La Sección Cubana de la Liga Antim­perialista de las Américas se fundó en 1925 en el local de la Asociación de Estudiantes del Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana. Su junta directiva no se conformó hasta el 14 de julio, cuando se eligió en una asamblea efectuada en la Sociedad de Torcedores. Con respecto a la Liga, el imperialismo lo tenía claro, el secretario de Estado norteamericano en aquel entonces, Frank. B. Kellog, afirmó: «Los líderes bolcheviques tienen ideas muy claras con respecto al papel que Mé­xico y América Latina deben jugar en su programa de revolución mundial». El secretario organizador de la Sección Cubana de la Liga Antimperialista fue Nicanor Mc Partland y Diez.

El 6 de agosto de 1925, el Comité Ejecutivo de las Agrupaciones Comunistas de Cuba convocó a un congreso que sesionó los días 16 y 17 de ese mes, y constituyó el Partido Comunista de Cuba. Reunidos en una vieja casa de la calle Calzada, hoy sede del capitalino teatro Hubert de Blanck, bajo el acoso de Gerardo Machado, en la directiva figuró Nicanor Mc Partland y Diez.

El 10 de enero de 1929 fue asesinado a balazos en México, por sicarios a las órdenes de Machado, Nicanor Mc Partland y Diez, quien al caer exclamaría «Muero por la Revolución». La historia recoge la vida legendaria de Nicanor, bajo el nombre que él, de adulto, escogiera: Julio Antonio Mella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *