home Entre universidades ¿Cómo recuperar el tiempo perdido en las aulas por las afectaciones de la COVID 19 en Sancti Spíritus?

¿Cómo recuperar el tiempo perdido en las aulas por las afectaciones de la COVID 19 en Sancti Spíritus?

Tomado de Escambray

La Dr. C. Juana María Remedios, experimentada pedagoga espirituana, ofrece respuestas sobre este y otros temas relacionados con la educación

La pandemia provocada por la COVID-19 ha generado importantes afectaciones al proceso de enseñanza-aprendizaje en las escuelas cubanas. Múltiples inquietudes rondan hoy el parecer de padres, estudiantes y profesores cuando aún no se sabe con certeza cómo reiniciará el curso escolar.

La doctora en Ciencias Juana María Remedios, experimentada pedagoga espirituana, ofrece sus interesantes respuestas sobre cómo recuperar este tiempo perdido en los educandos, además de otros puntos de vista de interés relacionados con la educación de las nuevas generaciones.

“Este no debía haber sido un tiempo perdido, se ha informado y explicado lo que se está haciendo. En algunos niños no va a ser un tiempo perdido porque los padres han tenido la oportunidad con las teleclases de que ellos recuperen aprendizajes de contenidos.

“Pero sí va a ser un tiempo afectado en el papel que tiene en el aula la socialización: los estudiantes no tienen al grupo, ni a los pequeños grupos que son los amigos, no tienen al maestro directamente dirigiendo el proceso, ni el ambiente escolar que influye de forma directa en la educación de la personalidad. 

“¿Qué nosotros pensamos que puede hacerse? Cuando estemos en condiciones normales recuperar, buscar los contenidos básicos, identificar esos núcleos conceptuales básicos, lo que el estudiante tiene que aprender en Matemática, Español, Historia, Geografía, que además tienen elementos comunes por la llamada teoría de la interdisciplinariedad y la transdisciplinariedad. Eso es para mí es un elemento fundamental que hay que lograr en la preparación del maestro, quien va a estar ante una situación totalmente nueva.

“Vamos ahora hacia un proceso de integración, ya se está viendo en la Secundaria Básica y en el preuniversitario, donde se han indicado tareas integradoras por áreas del conocimiento. Pero también se sabe que los padres tienen un rol fundamental en la elaboración de esa tarea integradora.

“No hemos enseñado a nuestros estudiantes a pensar de manera que ellos puedan integrar, no hemos aprovechado esas potencialidades que ellos tienen. Si tenemos estrategias de aprendizaje que son totalmente reproductivas pues el estudiante sigue reproduciendo, es mucho más fácil repetir utilizando la memoria que tener que integrar sistemas de contenido.

“A mi modo de ver no hay otra vía que no sea integrar, saber seleccionar esos núcleos fundamentales de contenido, que el estudiante no puede dejar de aprender para transitar de un grado a otro porque si no, sí vamos a dejar vacíos que después no se van a poder recuperar.

“Ese es un reto grande, lograr preparar a los maestros, variar esa concepción, preparar hasta los padres porque también nosotros como padres queremos que el niño nos recite lo que está en el libro y creemos que está muy bien si nos recita eso”.

¿Considera que las clases virtuales y la labor docente por las redes pueden sustituir al magisterio presencial con los mismos resultados?

“No, considero que es un medio, un recurso más, algo que podemos aprovechar, pero la presencialidad es determinante para la educación”. 

Usted pertenece a la era analógica y hoy vivimos en la digital. Algunos consideran que las nuevas tecnologías entorpecen la enseñanza y otros que la facilitan, ¿en qué bando milita: defensora o detractora?

“Las tecnologías pudieran ayudar mucho a los estudiantes y si los afectan es porque nosotros, los que guiamos y dirigimos su educación, no lo hacemos acertadamente. ¿Por qué no podemos aprovechar las potencialidades que sí tiene Internet? Cuando vas al Google académico encuentras gran riqueza científica, distintas miradas que te llevan a ese pensamiento crítico y creador, a conocer distintas posiciones para poder discernir la posición que vas a asumir y por qué la vas a asumir.

“Las tecnologías son una gran oportunidad, pero es verdad que ahí se encuentran contenidos de todo tipo y a veces les tememos porque pueden tener hasta un giro pornográfico o de cualquier naturaleza. Creo que la escuela tiene, igual que la familia, que preocuparse por el contenido que está utilizando el niño, el adolescente o el joven, pero no renunciar a estos medios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
24 − 16 =